Croacia entra a los cuartos de final tras vencer 5-4 a República Checa

La anfitriona del Europeo sufrió, pero ya está entre las 8 ocho mejores, después de hacerse con los 3 puntos ante la República Checa, que hizo sudar de lo lindo al conjunto balcánico.

Croacia entra a los cuartos de final tras vencer 5-4 a República Checa
Marinovic y Novak celebran uno de los goles croatas
República Checa
4
5
Croacia
República Checa: Gercak, Roman Mares, Resetar, Fric, Michal Mares. También Jugaron: Zdansky, Novotny, Oliva, Kopecky, Slama, Janovsky, Belej
Croacia: Jukic, Grcic, Jevlocic, Marinovic, Novak. También Jugaron: Stjokic, Dolvat, Despotovic, Babic, Bajrosovic, Suton, Laura
MARCADOR: 1-0, min.8, Grcic; 2-0, min.22, Marinovic; 2-1, min.24, Belej; 3-1, mi.28, Despotovic; 3-2, min.35, Kopecky; 3-3,min.36, Roman Mares; 4-3, min.36, Novak; 5-3,min.37, Marinovic; 5-4, min.38, Novak (Propia Puerta)
ÁRBITRO: Eduardo Fernandes Coelho (Portugal) y Pascal Lemal (Bélgica). Amonestaron a Kopecky, y expulsaron por Roja Directa a Fric (República Checa)
INCIDENCIAS: Partido de la 3º jornada del grupo A del Europeo de Fútbol Sala 2012 de Croacia, disputado en el Spalladium Arena de Split ante 8.000 personas.

Croacia tuvo que trabajar de lo lindo para conseguir el pase a cuartos de final de “su Europeo”, pero finalmente sacó una victoria valiosísima por un ajustado 5-4, que tuvo que remontar en los últimos minutos, a pesar de llegar a los últimos 10 minutos de partido con una ventaja de 3-1, que parecía un colchón bueno para gestionar en la última parte del choque, pero el empuje de los centroeuropeos puso en vilo al Spalladium.

Había mucho en juego y eso se palpaba en el ambiente de un pabellón lleno, que quería a toda costa la victoria de los suyos para seguir con el sueño de poder ganar su Europeo. Los checos no quisieron ser un convidado de pierda a la que se pretendía que fuera la fiesta de Croacia, y desde el primer minuto el partido salió atractivo para el espectador, tal y como se esperaba. Ninguno de los dos rehuyó el combate cuerpo a cuerpo, y el partido ganó en brillantez.

Fue Jakob Grcic, el hombre que anotó el 2-1 ante Rumanía, el que abrió el marcador al minuto 8 de partido. El Spalladium se venía abajo, y sus 8000 almas aumentaron sus gritos constantes de ánimo y aliento a los suyos. Chequia no se descompuso en ese escenario adverso, y logró llegar viva al descanso. El resultado se mantuvo, a pesar de que Croacia estaba crecida en el partido.

A pesar de que los hombre de Neumann salieron al segundo periodo con mejores intenciones y mejor preparados, fueron los croatas los que volvieron a golpear. Esta vez fue su estrella, Darío Marinovic, el que amplió la ventaja arlequinada a dos tantos, a los dos minutos del segundo periodo. Y otra vez, la República Checa no se vino abajo y siguió en su firme intención de ganar el choque. Dos minutos después, sería Belej el que anotaría el gol que recortaba distancias en el electrónico.

Croacia volvería a distanciarse de dos a falta de 12 minutos para el final, cuando Despotovic anotaría el 3-1. Croacia se dedicó a manejar su distancia a partir de ese momento, y se encontró con la fortaleza centroeuropea, dispuesta a ganar el partido y a eliminar a los anfitriones. La voluntad checa se hizo patente cuando Kopecky y Roman Mares hicieron los goles que empataban el partido a falta de 4 minutos.

El empate no le valía a los checos, que quedaban fuera de la competición, y se volcaron con todo sobre la meta de Jukic. Pero Jukic fue un muro, y Croacia mataría el partido, y sellaría su pase a cuartos con dos tantos seguidos de Novak en propia meta y Marinovic, que pusieron muy cuesta arriba el pase para los checos. Aún así, los centroeuropeos tuvieron tiempo de marcar por medio de Novak, y de sufrir la expulsión de Fric. Al final, Croacia se llevó el gato al agua y se medirá a Ucrania en los cuartos de final.

FOTO: www.uefa.com