Fuconsa Jaén  puede acabar desaparecido este mes

Fuconsa Jaén puede acabar desaparecido este mes

La entidad jiennense aboga por la solidaridad de ayudas económicas por parte de administraciones públicas, empresas y donaciones para cubrir las tasas que les permiten participar en la Segunda División y evitar la desaparición.

El fútbol sala español atraviesa uno de los momentos más delicados de su historia merced a la crisis económica y social que acaece en la mayoría de los países europeos, que propician desconfianza en empresarios y organismos públicos sobre dónde depositar el dinero o, también, sobre el recorte de las subvenciones para el ahorro. En esto, el deporte sale perjudicado porque, aparte de entretenimiento y competitividad, debe sustentarse en una base dineral y sólida para subsistir.

Varios son los equipos de futsal que se han visto abocados a desaparecer o a descender de categoría al verse incapaces de afrontar los gastos económicos que suponen competir al máximo nivel.  De esta forma, la desaparición de Oxipharma FS (recién ascendido a Primera División) es más que probable debido a la oposición del Ayuntamiento de Granada; la dimisión de José Antonio Lobelle como presidente de la entidad gallega; la eliminación de Benicarló FS a mitad de temporada por impagos; Carnicer Torrejón y Puertollano FS tienen problemas económicos…demasiadas son las situaciones desgraciadas que se están produciendo en estas últimas semanas.

En Jaén también ocurre lo mismo, donde la buena temporada del Fuconsa (cuarto en fase regular) y el apoyo de la afición en cada partido no ha sido suficiente para que la red empresarial de la provincia se fije en ellos para sustentarlos con un ingreso monetario, al igual que las administraciones públicas de la capital andaluza, quienes tampoco han visto oportuno destinar dinero público a este club deportivo con un exitoso palmarés (tres Ligas, dos Copas Ibéricas y dos Copas de Europa).

Todo ello provoca una insuficiente liquidez para afrontar las cuotas necesarias en la inscripción a Segunda División, lo que conllevaría un descenso de categoría a Segunda División B, donde el equipo no accedería a jugar y optaría por la desaparición. Sin embargo, la junta directiva del club morado luchará para salvar el primer escollo, cuyo abono está fijado para el 29 de junio.

Para alentar a la afición e interesados en que el Fuconsa Jaén sobreviva, el club ha creado una campaña en la que intenta pedir ayuda para evitar el duro golpe que supondría su muerte. Gracias al hastag#nonosdejeismorir y al siguiente vídeo, las esperanzas serán el motor y combustible de un equipo que lucha por seguir disfrutando del fútbol sala.