Carlos Maza: "Quiero jugar en Primera División con el Castell de Peñíscola"

Carlos Maza, jugador del Castell de Peñíscola FS Benicarló, atendió, en EXCLUSIVA, a VAVEL, en la semana previa al partido ante el Montesinos Jumilla, el equipo de donde procede el joven jugador.

Carlos Maza: "Quiero jugar en Primera División con el Castell de Peñíscola"
Carlos Maza atendió en exclusiva a VAVEL. Fotos: Carlos Maza.

El cierre del Castell de Peñíscola atendió a VAVEL para analizar a su ex equipo, de cara al choque del próximo sábado, así como para repasar el prometedor inicio de Liga de su equipo, la actualidad del club y sus objetivos para la presente campaña.

Carlos Maza, madrileño de 24 años, milita en el club de la provincia de Castellón desde la temporada pasada. Llegó procedente del Jumilla, el próximo rival del Castell de Peñíscola FS Benicarló y ha jugado, a lo largo de su corta pero exitosa carrera deportiva, en Primera División del fútbol sala nacional, con el Boadilla.

Precisamente, la Primera División es la meta profesional, a título personal, que se propone para la presente campaña Carlos y lo quiere hacer "con este club, ya que significaría que tanto en lo personal como en equipo las cosas han salido geniales".

Carlos Maza: "Vamos partido a partido" Hasta el momento, si nos remitimos a los resultados en este inicio de Liga, el Castell de Peñíscola FS Benicarló se mantiene como el rival a batir, ya que contempla un pleno de victorias en las cuatro jornadas disputadas. El joven jugador "ve a su equipo con posibilidades de pelear por las posiciones de promoción a Primera División al final de la temporada, pero no es algo que se piense en el vestuario". Carlos ha asegurado que "van partido a partido, sumando y sumando y, cuando se den cuenta, irán cumpliendo los objetivos establecidos".

Carlos, sin embargo, no ha podido ayudar demasiado al equipo en la pista, debido a diferentes lesiones que ha sufrido. Empezó bien la pretemporada, según nos cuenta, pero lleva un mes complicado. "He sufrido lesiones en la espalda y cuello y, cuando estaba listo para viajar a Tenerife, en la primera jornada de Liga, sufrí un esguince de tobillo”. Nos ha confesado que, anímicamente, “está en un estado poco óptimo, ya que parece que la mala suerte me persigue”. Por suerte, valga la redundancia, “ya estoy totalmente recuperado y con ganas de que llegue el sábado”.

Para colmo, el cierre fue sancionado por el Comité de Competición de la RFEF con un partido de suspensión. Para él “se cometieron bastantes errores respecto a la sanción. En primer lugar, el balón me dio en el costado y no en la mano. Seguidamente, le enseñé el pelotazo al árbitro y, aún así, me expulsó, conocedor que se había equivocado. Por último, no me quitaron la sanción, pese a los recursos presentados por el club".

Cumplió la suspensión ante el filial del FC Barcelona Alusport. Vio, por tanto, al equipo desde la grada y las conclusiones a las que llega son muy interesantes. El madrileño, en la primera parte, cree que “el Barcelona ‘B’ gozó de más ocasiones por las pérdidas de los locales pero Gus, en la portería, estuvo genial. En la segunda el equipo despertó y controló el juego, sin pérdidas no hubo contragolpes y llegaron los goles pronto”.

Carlos Maza: "La afición es única, increíble y de HONOR" La próxima vez que visite el Pabellón Munipal de Benicarló un equipo con los colores azulgranas será el del primer equipo. El sorteo de la 2ª Ronda de la Copa del Rey ha emparejado a ambos clubs. Carlos cree que "para el equipo es un premio jugar contra el mejor equipo del mundo. En pretemporada ya jugamos contra ellos, en Barcelona, y perdimos 4-0, pero salimos bastante satisfechos por el juego que hicimos. Será un partido precioso de jugar, ante nuestro público”. Personalmente se tomará el partido como “un regalo y lo disfrutará sin presión alguna”.

El grupo, el vestuario, está unido y todos reman en la misma dirección, siendo conscientes de sus habilidades y de sus puntos débiles. Por esa razón, y para alcanzar las metas de más alta cota, es necesario un buen clima de trabajo en los entrenamientos. Según nos ha contado el cierre, el ambiente es "inmejorable. Hay momentos de diversión y otros en los que hay que ponerse serios y trabajar. Siempre reina el compañerismo, clave para que sigamos arriba”.

El máximo responsable de ese ambiente de compañerismo es Ricardo Íñiguez, entrenador procedente del UPV Maristas Valencia. Carlos Maza, al ser preguntado por las tácticas y métodos del nuevo entrenador, comentó que de momento las cosas les van bien. El sistema y la dinámica que les exige funciona y es el primero que tiene ganas de hacer grandes cosas.

Como Ricardo, Carlos también tiene un pasado deportivo y el suyo está ligado a clubs como el Jumilla o el Reale Cartagena. El destino ha sido caprichoso y ha querido que ambos coincidan en la Segunda División y se enfrenten, además, de manera consecutiva, en las dos jornadas siguientes. Por tanto, hemos querido que Carlos nos desvele algunos de los secretos que aguarda el Montesinos Jumilla.

Según nuestro entrevistado es “una plantilla compuesta de compañeros que llegaron a ser campeones hace dos años en Segunda B, muchos de ellos”. Analizó, línea por línea, al próximo rival liguero. De la portería comentó que “aunque Yeray, muy buen portero, está lesionado, jugará Loren, joven, que lo está haciendo muy bien”. En defensa, según Carlos, “hay gente muy sacrificada, como el capitán Cristian”. En la faceta goleadora, el Jumilla “dispone de jugadores como Kiwi, Cava, Pichi y Juandi”. Y por último del entrenador, Gea, cuenta que “no deja que nadie se relaje, por lo que será un partido difícil”.

El madrileño, que todavía no se ha estrenado como goleador, destaca por su faceta defensiva, con buena colocación sobre la pista y con gran visión de juego, nos ha confesado que “no tiene ansia por marcar goles. Como a todo el mundo, le gusta meter goles pero, sinceramente, le gusta más hacer jugar al equipo”. Justo ahora que llegan los dos rivales que son los anteriores equipos del cierre, nos ha contado que “si marcase en casa sí lo celebraría pero, ni en Jumilla ni en Cartagena lo haría, ya que en los dos lugares la afición le ha animado en todo momento y se ha sentido muy querido. Siente que si celebrara algún gol en sus pistas les fallaría”.