El judo español se debate en Pamplona

El judo español se debate en Pamplona
David Alarza en acción. Foto de Paco Lozano

Uno de enero, dos de febrero, tres de marzo y arranca el campeonato nacional absoluto de judo en Pamplona. Se congregan algo más de 200 judokas venidos de todos los rincones de la piel de toro, en una oportunidad única para los de categoría Sub-23 tras la supresión de su cita nacional.

Nuevamente un nacional plagado de ausencias de las que abren hueco con dimensiones de galería minera cuando son las sobresalientes figuras de relieve mundial como Sugoi Uriarte, Laura Gómez, Ana Carrascosa, Conchi Bellorín, Isabel Fernández, Oiana Blanco, Yahaira Aguirre, Raquel Prieto, Kiyoshi Uematsu y Cecilia Blanco las que no aparecerán mañana sobre el tatami del Pabellón Deportivo Universitario, dejando la gran cita española apagada y recayendo el peso de dar brillo al campeonato en el resto de judokas de las categorías inferiores o David Alarza y Ángel Parra que son fieles a la cita . Este año la disculpa recae sobre la preparación o disputa de clasificación para los juegos de Londres donde están ahora mismo centrados sus esfuerzos, la de años anteriores o venideros es el criterio desde la federación de dar permisividad a las figuras para disputar o no el campeonato y dejar un torneo completamente deslucido máxime cuando se pretende hacer llegar este deporte al gran público.

En cuanto a los sorteos, pudiera parecer que vienen rodeados de rumorología y halo de misterio por parte de una organización que nunca los ha hecho público dejando al colectivo descontento, esta misma tarde el presidente de la Federación Española de Judo, Juan Carlos Barcos en declaraciones a VAVEL.com rompía el mito prometiendo accesibilidad “seguimos el modelo de la internacional para con los mundiales y europeos, poniendo algún que otro parámetro más para evitar por ejemplo cruces entre judokas de la misma autonomía en rondas preliminares, desde la Federación queremos defender la honestidad de este proceso, de hecho queremos mejorar este punto de cara al nuevo ciclo olímpico haciéndolos de manera pública para que aquel que lo desee pueda venir a ver”.

El traspiés que si ha ocurrido con esta edición ha sido el pesaje en la jornada de hoy tanto para la categoría femenina como para la masculina, acto seguido compiten tan sólo las chicas, dejando a los chicos tiempo de recuperar energías o proveerse de un buen festín alimenticio aquellos que no compitan en los días venideros, esto mañana, aparte de la discriminación de sexos, puede jugar una mala pasada al competidor regular que tenga que guardarse en su peso con respecto al que no, Juan Carlos Barcos esgrimía sus razones para esta agenda de torneo “las chicas tendrán lo habitual en el circuito, se pesan y a continuación se compite, para los chicos será diferente, en principio queríamos organizarlo todo en un sólo día pero no ha podido ser, ha sido pura logística entre otros motivos, pero a buen seguro tendremos un buen campeonato nacional absoluto como todos los años”.