La liga de Judo, esa gran desconocida

La liga de Judo, esa gran desconocida
Podio Liga de Judo. Foto Jesús Asensio www.arajudo.com

Resulta impensable en la gran mayoría de deportes tener la oportunidad de medirse con los mejores, es prácticamente imposible para muchos aficionados y practicantes el poder tener posibilidad de reto con las grandes figuras de relieve nacional y mundial en algunos casos, salvo para el judo español que aglutina en su liga nacional su competición más colorida y festiva, y también la más desconocida dada la escasa atención prestada a la difusión de este deporte, quedando entre las asignaturas pendientes de forma perenne.

El fin de semana pasado se echaba el cierre de temporada a la competición más cautivadora encuadrada en esta disciplina, donde se pueden ver en combate a todos los nombres que van dando lustre al judo nacional tanto dentro como fuera de las fronteras, desde los judokas más consagrados hasta los incipientes que ya sobresalen en las categorías inferiores han pisado con fuerza el tatami en duros enfrentamientos por el codiciado primer puesto, que en esta edición se lo ha llevado el Gimnasio Kiofu alineando en sus filas a todo un elenco formado por David Ramírez, su hermano Javier, Toni Fernández, Daniel Pérez, Ángel Parra, Javier Delgado y David Alarza que cada una de las jornadas ha sido un marcha triunfal permaneciendo invictos desde el principio, así lo relataba su técnico, Campillo a VAVEL.com “estamos muy contentos de este resultado, es sobre todo una gran satisfacción para todos los integrantes del equipo, el trofeo de campeón de liga nacional prestigia a Madrid, es una competición que disfrutamos muchísimo y donde se pueden ver unos combates formidables”.

El segundo puesto se lo llevaba el club de la olímpica Ana Carrascosa que tan sólo ha cedido en una ocasión, Judokan Valencia alineaba en sus filas a Javier Madera, Paco Campos, David Flecha, Isaac Carreño, Rubén Perrino y Darwin Vidal. Al tercer escalón llegaban los extremeños del Club Corpore con Fede González, Pablo Sánchez, David González, Aarón Blanco, Raúl Clemente, Daniel Pions y Shalva Kalabegashvili, al mismo escalón subían por primera vez los chicos del Judo Club Avilés, uno de los equipos más jóvenes y compactos con una garra que les ha servido para superar el objetivo de permanencia en la más insigne división de esta liga, así lo manifestaba su técnico Carlos Fernández “esta era una de las metas que hemos tenido siempre, para nosotros era inimaginable alcanzarla. A lo largo de toda la temporada hemos estado a la altura y estoy más que satisfecho con el rendimiento de todos y cada uno de los integrantes de este equipo, han dado todo lo que tenían Jaime Fernández, Marcos Torres, Pablo González, Bernardo García, Adrián Pellejo, Valeriu Dominica, Pedro Tejeiro, Iván Remarenco, Alejandro Queiró y Omar Martínez. Lo nuestro tiene doble mérito pues son chavales que han de compaginar el duro entrenamiento con estudios, no son gente que se dedica íntegramente al judo por completo porque saben que el final de ese camino es muy incierto. Es todo un orgullo poder contar con gente con la que ahora mismo forma este equipo, y una de las claves de nuestro éxito ha sido la unión que hay entre los chavales, han desarrollado un sentimiento de equipo muy fuerte y esa ha sido la clave de nuestro éxito”.

La clasificación deparaba el quinto puesto para el Club Juan de la Cierva Espinillo seguido del Lourdes-Tuvasa, Yamabuki y Judo Club Usurbil, los puestos de descenso son para el Club Judo Stabia, Judo Club Teguise Lanzarote, Judo Club Alicante y Bushidokwai. Los que el año viene aterrizan en esta división tras su ascenso son Judo Club Sotillo, Club Suchil, CTD Villaviciosa y Judo Club San Sebastián.