“Nosotros promulgamos el estilo de juego de la absoluta”

La selección Olímpica inicia los entrenamientos en Las Rozas siguiendo la pauta que marca la filosofía de juego de los mayores: el buen trato de balón.

“Nosotros promulgamos el estilo de juego de la absoluta”
Los futbolistas, durante la sesión de ayer en Las Rozas (Imagen: RFEF)

Recién iniciada la concentración en la Ciudad del Fútbol y con las maletas apenas sin deshacer, Luis Milla reunió a sus futbolistas para la primera sesión de trabajo de la selección Olímpica. A la espera de las incorporaciones de Javi Martínez, Jordi Alba y Mata el día 14, Milla trabaja con grupo de 19 futbolistas de los cuáles, a buen seguro, saldrán los cuatro descartes que deberá realizar el cuerpo técnico antes del viaje a Londres.

Las primeras sesiones de trabajo no han hecho mas que reflejar las intenciones del combinado de cara a la cita de Londres. Como si de algo automático se tratase, los futbolistas van perfeccionando el trato con el balón, característica intrínseca de la selección absoluta. Bajo la tutela de Luis Aragonés primero y Del Bosque después, el fútbol de toque se ha ido paulatinamente implantando en todas las categorías inferiores. De esta manera, el fútbol español ha contabilizado dos Eurocopas y un Mundial con la absoluta, un europeo con la sub21 en 2011 y otro con la sub19 ese mismo año, uno después de quedar subcampeones en la edición de 2010; además del segundo puesto en la Eurocopa sub17 disputada en 2010.

“Una cosa es la absoluta y otra es la olímpica. Está claro que nosotros nos intentamos fijar en ellos porque marcan un estilo de juego que nosotros promulgamos”, afirma Koke, una de las novedades en la sub21 respecto a la Eurocopa de Dinamarca. "Todas las selecciones intentamos hacer el juego combinativo, el juego de equipo, y la verdad es que se está inculcando jugar igual que la absoluta", insistió Montoya. Tras cumplir su primera temporada en el Benfica y observar el respeto que La Roja goza en el extranjero, Rodrigo es plenamente consciente que “España hoy en día es la referencia absoluta en el fútbol”. El único que ha querido desmarcarse de la plantilla de Del Bosque es su homónimo, Luis Milla, quien afirmó el martes que “sería injusto comparar a este equipo con la absoluta”.

El técnico turolense, en el cargo desde 2010, recalcó que en su equipo “buscamos similitudes” con la absoluta ya que, pese a tener ambos “el mismo perfil, tenemos nuestra personalidad”. De esta manera, el técnico quiere liberar de la presión de los focos a unos futbolistas al borde de tomar los mandos de la absoluta. De hecho, cuatro de los futbolista presentes estos días en las Rozas -Adrián, Domínguez, Montoya y Muniain-, ya han sido alineados por Del Bosque.

No obstante, cincelar el manejo del cuero no es la única preocupación del cuerpo técnico que capitanea Luis Milla. El hecho de que muchos se incorporen a la concentración directamente de sus vacaciones provoca una merma física que el técnico está tratando de paliar. “Los clubes están comenzando ahora la pretemporada y aquí nosotros sabemos que hay que trabajar muy duro físicamente para llegar bien a Londres, manifestó San José, al que la combinación de trabajo físico y con el balón está permitiendo amenizarlo “mucho”.

Por último, Rodrigo recuerda otro de los aspecto fundamentales del trabajo de la selección Olímpica. “El míster nos está transmitiendo la sensación de que hay que empezar a ser un grupo”, circunstancia bajo la cuál se pudo alzar el título continental el pasado verano en Aarhus. Rodrigo, uno de los ausentes en aquella cita, ha explotado en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2013, bajo el apoyo de unos compañeros que le han integrado en el grupo con suma facilidad. “Estoy muy animado”, exclama sonriente.

Estos tres son los ingredientes con que trabaja Milla para tratar de reeditar el oro olímpico conquistado en 1992. Él se había retirado dos años antes, pero posee mimbres de sobra para fabricar la fórmula que permita repetir aquel momento de hace dos décadas. Los futbolistas lo saben. “Sería poner el broche de oro para esta generación de futbolistas”, concluye Rodrigo.