Francia no puede con España (70-75)

Los de Scariolo suman y siguen en su preparación a los Juegos Olímpicos de Londres. Esta vez han vuelto a ser verdugos de Francia, que tampoco en París han conseguido ganar al combinado nacional. Aún así, ha sido el partido más sufrido que España ha disputado hasta ahora y que se ha terminado llevando en el último minuto gracias, sobre todo, a la aportación de Pau Gasol (22 puntos) y de Ibaka (16 puntos). Además, Rudy Fenández y Gelabale han sido descalificados tras una trifulca y Navarro debuta en la Ruta Ñ12 con seis puntos en seis minutos.

Francia no puede con España (70-75)
Francia no puede con España. (Foto: FEB)

La Ruta Ñ12 hacía parada en París -con la ausencia de Marc Gasol- para seguir su preparación de cara a los Juegos Olímpicos. Pero esta vez de amistoso nada. Sin duda, ha sido el partido más duro que han disputado, hasta ahora, los de Scariolo en su preparación. La intensidad ha estado presente en, prácticamente, todos los momentos del partido. Testigo de ello, ha sido la descalificación de Rudy Fernández y Gelabale tras un trifulca. Finalmente, el encuentro ha acabado cayendo a favor de España en el último minuto, gracias al tremendo juego interior del combinado nacional con Ibaka y Pau a la cabeza. Además, Juan Carlos Navarro ha debutado en esta gira preparatoria con seis puntos en seis minutos. 

Los primeros compases del partido se han movido al son de Nicolas Batum, el principal estandarte en el conjunto galo (al inicio del partido), y con la que abría así la primera pequeña brecha en el electrónico (4-0). Tras dos pérdidas consecutivas de balón, España conseguía encontrarse a sí misma y meter la directa para empezar a jugar de tú a tú al conjunto francés. Mientras Francia empezaba a servirse del juego interior –de la mano de Gelabale- para seguir sumando, los de Scariolo lo hacían desde el tiro exterior. De esta manera y con un triple de Pau, España se ponía por delante por primera vez en el partido (14-12).

Con Londres a la vuelta de la esquina, empezaba a verse un partido intenso y posiblemente, el más duro que hasta ahora ha jugado España en su preparación de los juegos. Con Batum en el banquillo, era esta vez Parker quien cogía el timón. Pero con la salida de Felipe Reyes, España dominaba totalmente el rebote ofensivo. Y a ello, se le sumaba el poderío de Ibaka, quien sumaba para España tanto en defensa como en ataque. Lo que hacía todavía más ardua la tarea a Francia de alejarse en el marcador. 

La velocidad en el conjunto español había crecido con la salida a pista de Sergio Rodríguez. Así, la intensidad seguía haciéndose cada vez más tangible en el segundo periodo. Prueba de ello es que, en este cuarto, las canastas ya se empezaban a sumar con cuentagotas debido a la fuerte defensa de ambas selecciones. A los de Scariolo, por su parte, no les iba demasiado bien desde la línea de 6,75, algo que aprovechaban los galos para sumar una nueva ventaja y firmar un favorable parcial de 9-2 a falta de un minuto para el descanso (39-33). Pero los títulos que a esta selección le preceden no son cosa del azar. Así, con las canastas de Pau, España volvía a acercarse y se situaba dos puntos por debajo al finalizar la primera parte (39-37).

A la vuelta de los vestuarios, Scariolo sacaba el quinteto de gala con la sorpresa del debut de Juan Carlos Navarro en esta Ruta Ñ12. El porcentaje desde la línea de tres crecía gracias a dos triples consecutivos de Rudy y Navarro. Así con un parcial de 1-14 para España, se alejaba el combinado nacional en el marcador (40-47). Francia había perdido sensaciones y necesitaba recuperarlas cuanto antes si no quería que el partido se sentenciara en este periodo, y es que solo había anotado un tiro libre en los primeros cinco minutos.

Pero no hay que olvidar que son los subcampeones de Europa y tan pronto como bajan, vuelven a subir. Los galos volvían a acercarse en el luminoso (49-52), la tensión crecía y un deja vu en forma de la pasada final del Eurobasket se tornaba cada  más fuerte. Entonces, una disputa entre Gelabale y Rudy Fernández dejaba a ambos jugadores descalificados. Pero llegaba Pau –que ya sumaba 20 puntos en su cuento personal- para alejar el sabor amargo de esta trifulca con un triple, que volvía a aumentar diferencias en el electrónico (49-55). 

En el último periodo los de Scariolo seguían alejándose. España ofrecía una buenísima circulación de balón y así conseguía sumar una importante ventaja de 11 puntos. Pero Francia seguía intentándolo, tenía ganas y no iba a permitir perder en casa. Un parcial de 7-0 a su favor, obligaba a Scariolo a pedir tiempo muerto. En los últimos compases del partido se sucedía una intercambio de canastas, pero  con Pau y con Ibaka en pista, la remontada a Francia se le hacía cada vez más cuesta arriba. Y aunque los galos lo intentaron, el encuentro acabó cayendo, practicamente en el último minuto, a favor de una España que recupera sensaciones cada partido que pasa.