Djokovic sufre bajo el cielo gris de Londres

Novak Djokovic estrena su condición de número 2 del mundo con una trabajada victoria sobre el italiano Fabio Fognini (7-6 (7), 2-6 y 2-6). El tie-break perdido despierta al serbio para dar la vuelta al partido.

Djokovic sufre bajo el cielo gris de Londres
Djokovic sufre bajo el cielo gris de Londres.

Novak Djokovic empezó su participación olímpica de la misma manera que terminó su último partido en hierba esta temporada contra Roger Federer. A pesar de que Fabio Fognini era un rival de menos entidad que el de Belgrado, los Juegos Olímpicos son un torneo distino. El partido concluyó con un 6-7 (7), 6-2 y 6-2 para Djokovic.

Dudas, muchas dudas tuvo el serbio a pesar de contar con una rotura a su favor desde una fase temprana del encuentro. Sin embargo, Fognini se repuso y consiguió un juego al saque de Djokovic que le valió para llegar al desempate.

Los únicos puntos que llegaban en el tie-break eran con el servicio de cada jugador. Así se llegaba al empate a siete y fue cuando la lluvia se convertía en protagonista. El partido se paraba y hasta varias horas después no se reanudó. Los jugadores volvieron a pista y tras un breve calentamiento Fognini ganó su saque para terminar cerrando el set a la primera ocasión.

Novak Djokovic tiró de galones y de clase para reencontrase con el All England Tennis Club y los dos set siguientes duraron incluso menos que el primer parcial. Sus saques eran más peligrosos y Fognini comenzaba a acusar el cansacio. El serbio basó su juego en el servicio consiguiendo hasta 4 saques directos en la segunda manga.

El tercer set fue similar al segundo, aunque con menos errores por parte de ambos tenistas. Más que el cansancio, al italiano le pudo la falta de experiencia en estos encuentros. Djokovic terminó por ganar y ver la luz después del sufrimiento. Su rival saldrá del encuentro que disputarán mañana el americano Andy Roddick y el eslovaco Martin Klizan.