Uematsu no pudo con los árbitros

Kiyoshi Uematsu no pudo con su rival, uno de los favoritos al título de -73kg, Isaev Mansur y tampoco pudo con los árbitros que tuvieron unas "decisiones un tanto desafortunadas" de cara al español.

Uematsu no pudo con los árbitros
Uematsu en un lance del combate contra Mansur/ EFE

El español afincado en Portugalete, Kiyoshi Uematsu (24 del ranking mundial), que competía en sus terceros JJ.OO tras Atenas y Sidney no pudo conseguir la primera medalla para el olímpismo español en estos Juegos Olímpicos o igualar lo que ya hiciera Ernesto Perez Lobo con su plata en Atlanta 96.

Uematsu aguantó el poderío físico de su rival durante todo el combate y a punto estuvo de ganar con un yuko anulado a pocos segundos del final pero, en la técnica de oro, quedó eliminado con una sanción por falta de combatividad ante el ruso Isaev Mansur. El combate empezó siendo muy físico y tal es así que ninguno de los dos llevaba una iniciativa clara para hacerse con el control del combate. Tiempo más tarde, segundos antes del final, anularon a Kiyoshi un yuko que, por error de entendimiento había subido al marcador, la técnica la había hecho el ruso y se marcó el solo el yuko que los árbitros no entendieron así y dejaron el empate a cero y la sanción por incombatividad que ya tenía Uematsu. Como todo apuntaba, el combate seguiría siendo muy físico y en el que habría poca competición, así que todo apuntaba a que una sanción o la decisión arbitral podría decantar el combate para uno de los dos lados. EN la Golden Score, Uemantsu era sancionado, otra vez, por incombatividad, lo que daba al ruso Mansur, la victoria por  yuko.

A la salida del tatami y después de hablar con Quino declaró "Hemos tenido mala suerte con el arbitraje. He visto las dos decisiones un poco estrictas. Sobre todo el punto que yo tenía muy claro que había marcado. El árbitro lo ha dado, los otros dos lo han anulado. La verdad es que no he visto el vídeo pero yo creía que era punto"

El ruso Mansur (quinto del mundo) se adjudicaba el campeonato frente a Riki Nakaya (segundo) y en el podio les acompañaban los judocas Sainjarga y Ugo Legrand. Se cumplian las expectativas y Mansur, uno de los favoritos, ganaba el oro olímpico.