David Ferrer ejerce de número 1

El alicantino, principal esperanza de la selección española en ausencia de Rafa Nadal, arrolló a Blaz Kavcic (6-2 y 6-2) - Nishikori ya le espera en octavos de final.

David Ferrer ejerce de número 1
David, levantando el pulgar satisfecho a la conclusión de su encuentro de segunda ronda.

A falta de pan, buenas son tortas reza el dicho. Y a falta de Rafa, bueno es Ferrer. El de Jávea, en su condición de cabeza de serie número 4, sigue demostrando estar en el mejor momento de toda su carrera. A sus 30 años, esta tarde volvió a mostrarse feroz sobre la hierba de Wimbledon para arrollar por un doble 6-2 a un débil Blaz Kavcic que no estuvo a la altura que se exige en un Torneo Olimpico.

La lucha de Kavcic apenas duró cinco juegos, los que tardó en entrar en calor la raqueta de David Ferrer. Hasta entonces el esloveno sobrevivió a base de cañonazos, que dejaron de surtir efecto en cuanto el número 1 español empezó a ser él mismo y a obligarle, en todas las circunstancias, a conectar siempre un golpe más. Kavcic, número 76 del mundo, evidenció entonces la sideral distancia tenística entre uno y otro, y se convirtió en poco más que un sparring para un Ferru que se anotó cuatro juegos consecutivos para llevarse el primer set.

En la segunda manga David pronto consiguó un break (3-0) que le permitió levantar el pie del acelerador, para tras tomarse un respiro cerrar el encuentro, al igual que en el primer set, desde el resto. Con esta victoria el español se mete, al igual que Nico Almagro y Feliciano López, en octavos de final. Allí le espera el japonés Kei Nishikori, a quien se ha enfrentado dos ocasiones, ambas sobre pista dura, repartiéndose cada uno una victoria.