Gran Bretaña consigue un récord con polémica en ciclismo en pista

Gran Bretaña consigue un récord con polémica en ciclismo en pista

El joven ciclista Phillip Hindes reconoció haber caído a propósito para que la carrera se reiniciara. La Federación dio el caso por cerrado y el oro seguirá siendo británico.

En la prueba masculina por equipos de velocidad de ciclismo en pista, Gran Bretaña batió el récord mundial, dejándolo en 42 segundos y 60 centésimas. El legendario Chris Hoy, abanderado británico en la ceremonia inaugural, conseguía su quinto oro olímpico, tras batir al conjunto francés.

La polémica vino minutos después, cuando el joven ciclista Phillip Hindes reconoció a la BBC que cayó a propósito para que la prueba se reiniciara, ya que según él: "Hablamos y dijimos que si había una mala salida, necesitaríamos una caída para reiniciar". A lo que añadió: "Solo me caí. Lo hice a propósito para provocar una reanudación, solo para correr más rápido. Lo hice. Fue todo planeado realmente".

Cuando fue a entrevistarse con el resto de reporteros, el ciclista fue preguntado de nuevo, y él respondió que el accidente no había sido intencionado.

La jefa del equipo francés, Isabelle Gautheron, declaró que "es obvio que él se cayó para lograr el reinicio", pero añadió que "no hay ninguna norma que sancione este comportamiento, pero ahora que él ha reconocido que lo hizo, espero que se cambie la normativa" y "estamos todavía enfadados por haber perdido la final".

Chris Hoy hace historia

La estrella británica, tras lograr su quinto oro (a lo que se añade una medalla de plata) declaró que "me he aguantado para no llorar como un niño en el podio", "es el oro más memorable de mi carrera y es fantástico poder devolver al público un poco de lo que han significado para nosotros" y también habló de la emoción de estar en un podio olímpico en su propia casa, lo que añadía más emoción y era más difícil de controlar según el ciclista de 36 años.