Rudisha, oro y récord de otra galaxia

Rudisha, oro y récord de otra galaxia

El gran favorito, con una carrera perfecta, logró un oro que vino acompañado de un récord del mundo -1:40:91-, que él mismo tenía en su haber desde el 2010. La carrera es una de las mejores de la historia, con los 8 finalistas logrando mínimo un récord cada uno.

Descomunal, escandaloso, bárbaro. Y muchos otros adjetivos aplicables al mismo hecho. David Rudisha, el guerrero masai, tenía la oportunidad de lograr el oro olímpico y completar un palmarés espléndido, pese a tener solo 23 años. La cuestión era si las condiciones en la pista serian favorables a ello y si el desarrollo de la carrera ayudaría. Y, quizá por eso, por depender de otros factores, el keniano decidió tirar por su cuenta y depender exclusivamente de él. Y así fue.

Mientras que en los primeros metros Rudisha se mantuvo al lado de los demás rivales, no tardó demasiado en encabezar el grupo e imponer su ritmo. Es decir, un ritmo de crucero imposible de seguir para los demás. Con una facilidad pasmosa, Rudisha se fue hacia delante para completar la vuelta que le faltaba. La realizó rápido, muy rápido. Tanto que los rivales apenas pudieron seguirle a unos diez metros de distancia. Lo suficiente para que Rudisha se asegurara la medalla de oro. Pero él quería el récord. Y lo consiguió. Con un sprint en la recta final, digno de velocista jamaicano, Rudisha terminaría en 1:40:91. Una marca asombrosa.

Por detrás del keniano, el júnior Amos lograría la plata y el también keniano Kitum el bronce. Pero más allá de las posiciones, cabe destacar los tiempos que consiguieron los ocho finalistas. Todos y cada uno de ellos lograrían récord. Ya sea del mundo –Rudisha-, del mundo júnior –Amos-, nacional –Aman y el mismo Amos- personal de la temporada –Kaki- o personal –Kitum, Solomon, Symmonds y Osagie-. Una catarata de récords que convierten la carrera en histórica. 

Un joven diamante 

A su corta edad, Rudisha se establece como uno de los diamantes más valiosos de los que hay actualmente en el atletismo mundial. Pese a su palmarés y a poseer el récord del mundo, Rudisha tiene margen de mejora y en el futuro podría rebajar la barrera de los 1:40, hecho que ahora mismo parece muy difícil pero que no se puede descartar. 

"Tenía la sensación de que este año podía hacer algo grande pero no en estos Juegos Olímpicos", declaró el atleta tras la final.

 

Clasificación final:

1. David Rudisha - 1:40.91

2. Nijel Amos - 1:41.73

3. Timothy Kitum - 1:42:53

4. Duane Solomon - 1:42.82

5. Nick Symmonds - 1:42.95

6. Mohammed Aman - 1:43.20

7. Abubaker Kaki - 1:43.32

8. Andrew Osagie - 1:43.77