Italia, bronce en el volley masculino indoor

Superó por tres sets a uno a Bulgaria, una de las revelaciones del torneo. Michal Lasko y Cristian Savani se consolidaron como tercer y cuarto máximos anotadores del torneo, combinando 41 puntos.

Italia, bronce en el volley masculino indoor
Bulgaria
1
3
Italia
Bulgaria: G. Bratoev (2), Skrimov (6), Dimitrov (0), V. Bratoev (0), V. Nikolov (12), Yosifov (11), Salparov (L) (0), Todorov (0), Aleksiev (12), Penchev (0), N.Nikolov (7), Sokolov (11)
Italia: Mastrangelo (3), Parodi (8), Papi (0), Lasko (18), Zaytsev (4), Boninfante (0), Savani (23), Travica (1), Fei (8), Birarelli (5), Bari (0), Giovi (L) (0)
ÁRBITRO: Frans Loderus (Paises Bajos)

Italia ganó el bronce en volley indoor masculino tras superar a Bulgaria por 3 a 1 (19-25, 25-23, 22-25 y 21-25). Los italianos comenzó muy fuerte ganando por 11-6. Savani comenzó muy fuerte en el remate apoyado por Mastrangelo. Italia mantuvo la distancia y se llevó 19-25 el primer set.

En el segundo set Bulgaria comenzó adelantándose y resistiendo en el marcador. Los búlgaros, que ya plantaron cara a los rusos, se caracterizan por no darse nunca por vencidos, y tras Rusia, han sido la gran sorpresa del torneo. En este encuentro se preveía igualdad, y así ha sido en el segundo set, donde desde el 6-5 Bulgaria se adelantó en el marcador y ya no volvió a perder, llevándose el parcial por 25-23.

Todor Skrimov empezó muy acertado sacando en el tercer set, poniendo a Bulgaria 4-0, pero apareció Michal Lasko, la estrella italiana, para enganchar un parcial de 2-7. Bulgaria volvió a ponerse 13-9, y esta vez fue Birarelli el que con sus servicios pusiera un 2-9 de parcial para volver a poner adelante a los italianos. Algunos bloqueos fuera de Bulgaria cerraron el parcial para los italianos, 22-25.

El último set comenzó con igualdad pero Italia siempre llevaba la delantera por dos puntos. Bulgaria llegó a empatar a 6, pero Italia volvió a los dos puntos de distancia. Así se mantuvo el marcador hasta el 17-17, momento en que Italia sacó los servicios de Birarelli y los remates de Savani para irse y ganar el bronce en el último parcial por 21-25. Italia gana su tercer bronce, tras Sydney 2000 y Los Angeles 1984, aunque consiguió la plata en Atenas 2004 y Atlanta 1996. Bulgaria solo consiguió la plata en Moscú 1980 pero han demostrado ser una potencia de futuro, con muchos jugadores jóvenes (8 tienen 25 o menos años).

Nikolov y Aleksiev fueron los mejores búlgaros con 12 puntos, Savani el mejor italiano con 23.