Oficialmente, da inicio la Era Luck en Indianápolis

Su primera práctica, se saldó con 26 pases completos en sus 37 intentonas, ante la defensiva de Indianapolis. Luck levantó al público con un gran envío profundo al receptor Austin Collie, que finalizó en anotación.

Oficialmente, da inicio la Era Luck en Indianápolis
Luck durante una práctica con los Colts (ESPN)

En Indianapolis son conscientes de que están ante el más que posible nacimiento de una nueva era. Una era en la que, bajo el mano de Andrew Luck, puedan conseguirse objetivos que superen los tiempos del ya histórico, Peyton Manning al frente de los Potros de Indianapolis.

Su primera práctica, se saldó con 26 pases completos en sus 37 intentonas, ante la defensiva de Indianapolis. Luck levantó al público con un gran envío profundo al receptor Austin Collie, que finalizó en anotación.
 
La esperanza del club es que, esta fiebre con el nacimiento de la era Luck, siente precedente para ganar en abonos para esta campaña y en venta de productos de la franquicia. Manning sigue en los corazones de los fanaticos, pero Luck representa una nueva era para Indiana en la mejor liga de football del mundo.
 
Las palabras del veterano Colt, Reggie Wayne, que al inicio y tras la elección de Luck en el draft, mantenía ciertas reservas sobre las capacidades reales del mariscal, no dejaron lugar a duda. Se mostró totalmente impresionado por el papel del egresado de Stanford con el balón y en la dirección.
 
“Aún tenemos trabajo por hacer, pero me agrada”, señaló Wayne, vía la Associated Press. “Lanza un gran balón, tiene buen giro, y cuando tu mariscal se está divirtiendo tu también te diviertes”.
 
Por su parte, el nuevo entrenador en jefe de Indianapolis, Chuck Pagano, se mostró muy satisfecho con la primera selección global de los Colts.
 
“Pensé que Andrew hizo un excelente trabajo, ambos quarterbacks realmente”, dijo, en referencia también al backup de Luck, Drew Stanton. “Sé que hay un par de pases que desearían volver a tener, pero ese siempre es el caso. Tenemos dos semanas por entrenar en el programa de siete semanas y hay una tonelada de cosas en las que tenemos que trabajar”.
 
Queda mucho trabajo por hacer en la franquicia, pero el primer gran paso está dado. Lejos queda ya la depresión de la última campaña y se comienza a ver la luz en el Lucas Oil Stadium bajo el mando del nuevo 12 azul.