Eternas comparaciones

Ambas carreras se van a juzgar de forma paralela. Lo que hagan Luck con los reiniciados Indianapolis Colts junto a lo que haga Robert Griffin III en la capital del país con los Redskins Tods sus movimientos serán tomados como punto de partida para igualar o dejar peor sus primeros juegos en la NFL junto a los primeros que tuvo el propio Cam Newton. Serán escrutados, y sobre todo, serán analizados por expertos y fans, por igual.

Eternas comparaciones
Griffin tiene complicado igualar los números de Newton en su primera campaña (BCNN1)

A medida que vemos acercarse el inicio de la temporada regular en la NFL, comienzan a salir a la luz comentarios o simples añadiduras sobre lo que pueden o no dar a sus equipos, Robert Griffin III y Andrew Luck. A ello, por supuesto, se añade la eterna comparativa que les acompaña desde que fueron elegidos en el Draft, con el mariscal de los Carolina Panthers, Cam Newton y sobre todo si ¿Serán capaces de igualar su primera temporada?

Ambas carreras se van a juzgar de forma paralela. Lo que hagan Luck con los reiniciados Indianapolis Colts junto a lo que haga Robert Griffin III en la capital del país con los Redskins Tods sus movimientos serán tomados como punto de partida para igualar o dejar peor sus primeros juegos en la NFL junto a los primeros que tuvo el propio Cam Newton. Serán escrutados, y sobre todo, serán analizados por expertos y fans, por igual.
 
 
Pero ante todas estas preguntas y comentarios, hubo alguien que no quiso esperar al inicio de temporada para dejar clara su postura ante este tema de debate casi nacional. Dicha persona, no fue otra que Greg Gabriel, experimentado scout de la NFL, que a estas alturas, ya quiso dar sus predicciones sobre lo que nos dejarán finalizando, la regular, ambos mariscales.
 
“Espero que Griffin consiga mejores números en 2012, pero eso no significa que será mejor jugador”, comentó Gabriel en NationalFootballPost.com. “No esperen que ninguno de los dos jugadores tenga el tipo de estadísticas que Cam Newton consiguió el año pasado con Carolina. Yo esperaría números similares a lo hecho por Andy Dalton en Cincinnati”. Cualquier podría pensar que los números de Dalton no son lo suficientemente, aceptables, pero el listón dejado por Newton, sumado a su capacidad atética, hace que sus estadísticas, puedan permanecer décadas sin ser superadas en la liga.
 
    
 
Los números de Newton con los Panthers sentaron un precedente para los mariscales novatos en la liga muy complicado de superar. Sus yardas por pase totales, destrozaron la marca que había impuesto Peyton Manning en 1998, y se fue hasta las 4,051 yardas. Un total, prácticamente similar al que cualquier mariscal experimentado podría tener en campaña regular. A ello añadió 21 anotaciones aéreas hacia sus compañeros más 706 yardas por tierra y 14 anotaciones terrestres más, para un total de 35 anotaciones de forma combinada. Pero no logró avanzar a postemporada y combinó varios partidos que rozaron el desastre y finalizó la temporada con 17 intercepciones, dejando un sabor agridulce en ciertas bases de la afición Panther.
 
Por el otro lado, menos espectácular, pero más fiable en muchos aspectos según varios analistas de la propia liga, Andy Dalton. El quarterback de los Cincinnati Bengals, que dejó en el camino al traspasado Carson Palmer en la lucha por la titularidad en la franquicia de Ohio, logró 3,398 yardas por pase con 20 envíos de anotación y 13 balones interceptados.
 
Los números de Dalton, ya supondrían un éxito para cualquier mariscal novato de la liga. Sobre todo, si tenemos en cuenta que otros jugadores, antiguamente, tuvieron temporadas de novato que no llamaron demasiado la atención. Uno de ellos pudo ser el propio John Elway, en 1983 abrió 11 juegos para los Denver Broncos, que lo tomaron en intercambio de los Indianapolis Colts quienes lo eligieron en dicho draft, procedente de Stanford. En dicha campaña, Elway únicamente completó 7 envíos de anotación y 14 intercepciones con apenas 1,663 yardas por pase. 
 
Por esa misma razón, lograr los números del 12 de los Bengals, sería un gran éxito para cualquiera de los dos nuevos prospectos llamados a dominar la liga en un futuro, junto a los Newton, Bradford o el propio Dalton.
 
Pero se añade que, no se trata únicamente de los números personales. Todo eso queda en segundo plano, como bien dijimos arriba. Dalton logró el apoyo de un buen conjunto, y una gran temporada de AJ Green, receptor novato de los Bengals, para llevar a los felinos a postemporada con cierta facilidad. Newton no pudo cumplir su objetivo, aunque se espera que esta misma temporada ya puedan dar batalla por ello.
 
“No tengo duda de que ambos jugadores serán excelentes quarterbacks en la NFL”, escribió Gabriel, “pero queda por ver quién lleva a su equipo a mayor éxito en los playoffs. En estos momentos yo apostaría por Luck y solo por cómo se ha preparado para su carrera en la NFL”.
 
Andrew Luck está llamado a ser un dominador total en la liga, como lo pueden ser Peyton Manning o Tom Brady. El mejor prospecto de mariscal colegial que se pudo ver en los últimos 30 años, casualmente, el mejor tras la llegada de John Elway a la NFL. Procedentes ambos de la misma Universidad y con algunos récords del dirigente Bronco, superados por Luck en los Cardinal. Luck suma a su potente brazo, una capacidad innata para leer las defensivas y anticiparse a los movimientos de sus propios compañeros de equipo.
 
Griffin llega a los Redskins sin un listón muy elevado tras él. Dos décadas de fracasos, no dejan los objetivos de la franquicia Piel Roja demasiado inalcanzables para un novato que devolvió, con su sola presencia, la ilusión a toda una fanaticada.
 
Griffin es un atleta consumado que llega tras un año colegial para recordar. Si bien Baylor no llegó muy "lejos", Griffin conquistó el ansiado Heisman, dejando a Luck a las puertas por segunda campaña consecutiva. Mismamente, Griffin recuerda en ciertos aspectos de su juego, a Michael Vick a su llegada a la liga. ¿Podrá centrarse en el juego?, Griffin demostró tener la cabeza bien amueblada, no dejarse llevar por fama y querer fijarse únicamente en el juego. No le acompaña la polémica, si el talento que tiene para el football.
 
Luck, por su parte, aterriza en los Colts con la alargada sombra de Peyton Manning cerniéndose sobre él día a día. Será complicado, pero las comparativas le acompañarán en cada juego, en cada lanzamiento. No podrá evitar ser comparado al ahora estelar quarterback de los broncos, aunque se dejó claro que Luck y Manning no tienen nada que ver. Son épocas distintas, jugadores distintos, y su papel en los Colts, no será, para nada, siquiera similar.
 
                        
 
Simplemente, que comience el show.