Los Broncos ya rentabilizan a Peyton Manning

Los Broncos ya rentabilizan a Peyton Manning

Los Broncos han logrado más beneficios de cara a los arrendamientos de suites en este receso de temporada, que lo común durante todo un año.

La llegada de Peyton Manning a Denver trajo ilusión de nuevo a una franquicia que vivió más en el estrellado, la última temporada, de Tim Tebow, que en una campaña realmente exitosa. Todo ello, pese a clasificarse para una postemporada inicialmente descartada, de la mano del propio Tebow.

Desde Denver se ve a Peyton como el salvador de una franquicia que lleva sin contar en la Americana, asiduamente, desde los tiempos de John Elway.
 
Peyton y el negocio.
 
La llegada de Manning a los Broncos desató la locura en la venta de productos de los Broncos de Denver, pero además, las solicitudes de abonos se multiplicaron. A ello, se añaden que últimamente, algo que estaba en caída libre desde hacía años, han renacido como ave fénix con la llegada del ex Colt. La demanda de abonos de lujo es tan elevada, que desde la propia franquicia se tiene en mente realizar una ampliación de suites en el estadio, de cara a la próxima campaña y lo que se pueda avecinar.
 
La pasada campaña, con 130 suites totales, cinco permancieron sin ocupación para la temporada. 
 
La franquicia tiene planificado la conversión de dos suites de fiesta, con cabida para 32 personas, en seis u ocho mini suites que se venderían o rentarían a lo largo de la campaña por 60.000 dólares.
 
“Si firmas a Peyton Manning, el jugador más popular en el futbol americano, eso tiene que ayudarte”, dijo Ryan Barefoot, director senior de las suites. “Las consecuencias de la firma de Manning es que las expectativas se elevan y necesitamos vender todos los asientos”.
 
Los Broncos han logrado más beneficios de cara a los arrendamientos de suites en este receso de temporada, que lo común durante todo un año.
 
“Sabíamos que íbamos a estar ocupados”, dijo Barefoot. “Aún cuando Peyton vino a visitar a una semana antes de firmar, recibimos mucha atención. Gente que llamaba y preguntaba qué sabíamos, qué habíamos escuchado. ‘Necesito comprar mis boletos’. Así que todos los que estaban en duda, ese fue un empujón en la dirección correcta”.
 
Los agoreros argumentan que, Peyton tiene 36 años, muy cerca del retiro. Entonces ¿Qué sucedería cuando el estelar quarterback opte por decir adiós y los Broncos regresen a niveles intermedios de nuevo?