Jim Schwartz y los Detroit Lions seguirán de la mano a la conquista del Super Bowl

Jim Schwartz y los Detroit Lions seguirán de la mano a la conquista del Super Bowl

La llegada de Jim a Detroit se produjo tras su campaña más nefasta durante la historia en la NFL, finalizando con marca de 0 victorias por 16 derrotas.

Los caminos de Jim Schwartz y los Detroit Lions por varios años más. La página web del equipo reportó que la extensión será por multiples años, aunque no se especificaron los términos del contrato ni los años por los cuales, Schwartz, mantendrá su unión con la franquicia de Michigan.

El coach aterrizó en Detroit cuando la franquicia estaba sumida en una de sus depresiones deportivas e institucionales más largas e intensas. En apenas tres años, el lavado de cara sufrido por los Lions ha sito total. Una gestión basada en jóvenes talentos salidos del draft junto a un equipo técnico capaz de sacar partido a la juventud de sus miembros. Los Lions premiaron su trabajo y con ello, el conseguir llegar a postemporada tras más de una década sin optar siquiera a ser una opción real a ello.
 
La llegada de Jim a Detroit se produjo tras su campaña más nefasta durante la historia en la NFL, finalizando con marca de 0 victorias por 16 derrotas. En 2009, los Lions sumaron dos victorias por 14 derrotas. La mejoría fue más palpable en 2010, con seis victorias por 10 derrotas, dándole la vuelta en 2011 con 10 victorias y solamente 6 derrotas llevando al equipo a postemporada, aunque caerían con los New Orleans Saints de Drew Brees.
 
Schwartz no quiso discutir su contrato durante este receso de temporada, aunque se sabía que el acuerdo no sería difícil de alcanzar por cualquiera de las dos partes.
 
El trabajo que le queda por delante al coach de los Lions, se antoja más difícil. Los objetivos de transformar al equipo en un grupo competitivo llegó antes de lo esperado.
 
Ahora llegará la pugna por los títulos año a año y llevar a un equipo joven y bueno, a un equipo compenetrado y grande. En Detroit las aspiraciones son altas, aunque aun se mantienen realistas y son cautos, dentro de la propia afición y el cuerpo técnico.
 
A corto-medio plazo, los caminos deberían llegar al Super Bowl, como se apuntó desde la directiva unos meses atrás. El tiempo espera. El objetivo real en estos momentos, es luchar por coronarse campeones de la NFC North. Causa que, con los Green Bay Packers, Chicago Bears y unos Vikings que esperan ser contendientes más pronto que tarde, se antojará difícil, pero atractivo para el aficionado.