Duras sanciones a Penn State por el caso Sandusky-Paterno

En Norteamérica, el valor de la Justicia ha sido uno de los pilares de su democracia. El fútbol americano es el deporte nacional de Estados Unidos y, por lo tanto, ante algún hecho delictivo en su periferia, nada mejor que proponer un castigo ejemplar para enaltecer los valores republicanos.

Duras sanciones a Penn State por el caso Sandusky-Paterno
Penn State recibió una sanción categórica. La imagen de Joe Paterno (falleció en enero), en sus tiempos de entrenador en jefe del equipo.

El ex entrenador de la Universidad de Penn State, Jerry Sandusky, fue condenado por 45 cargos de abuso sexual a menores de edad. A su vez, un informe del FBI reveló que varios funcionarios de la Universidad ocultaron evidencia contra el acusado. Entre ellos, un mítico y exitoso entrenador en jefe del fútbol universitario: el fallecido Joe Paterno (22 de enero de 2012).

La NCAA (Asociación Nacional Atlética Colegial), que se encarga de controlar y regir todos los deportes universitarios de EE.UU., anunció los durísimos castigos a Penn State por el encubrimiento. En principio, la Universidad Estatal de Pensilvania –considerada entre las mejores 50 del país- recibió una multa de 60 millones de dólares, la suspensión por 4 años para participar de los playoffs de fútbol americano (postemporada) y la quita de todos los triunfos del equipo desde 1998 a 2011, que incluyen la “era Paterno”.

La NCAA anunció que los 60 millones de dólares de la sanción eran equivalentes al promedio anual de ingresos del programa de fútbol americano que, a su vez, era el tercer mejor programa cotizado por la revista Forbes. Ese dinero será destinado a un programa de asistencia contra el abuso de menores. En tanto, todos los jugadores de la universidad son considerados libres y podrán jugar en cualquier escuela.

Hace algunas horas, la estatua de bronce de Joe Paterno fue retirada del estadio de la Universidad y será guardada. Sin embargo, la biblioteca continuará llamándose con su nombre porque “sigue siendo un tributo al compromiso de Joe y Sue Paterno a los estudiantes y al éxito académico”, escribió un directivo de Penn State. Joe Paterno dirigió al equipo entre 1966 y 2011, obtuvo dos campeonatos nacionales, 12 títulos de bowl y varias distinciones como entrenador del año. 

Los castigos parecen excesivos hacia la Universidad, sobre todo por trasladar los delitos penales de un ex entrenador hacia la rica historia deportiva de Penn State. Sin embargo, la NCAA venía anticipando las severas sanciones porque encontró evidencia de encubrimiento sobre varios funcionarios de la Universidad. Asimismo, la Asociación creyó necesario promover rígidas condenas para marcar con fuego un episodio tristemente oscuro.