San Diego gana a unos Packers que todavía necesitan engrasar la maquinaria

San Diego gana a unos Packers que todavía necesitan engrasar la maquinaria

Aaron Rodgers tuvo un mal inicio de pretemporada en el partido que los Packers perdieron contra los Chargers y que también vio a la primera árbitro mujer dirigir un partido de la NFL.

Ha comenzado ya la pretemporada para San Diego Chargers y Green Bay Packers y lo ha hecho con victoria de los californianos, que sorprendieron por 21-13 a unos Packers que comenzaron sus pruebas de cara a la temporada.

En esa sucesión de ensayos veraniegos que fue el partido, el vigente MVP de la NFL no tuvo un buen comienzo de campaña. Aaron Rodgers se volvía a enfundar el casco de los Packers después de una temporada 2011 en la que rozó la perfección para acabar quedándose a las puertas de la gloria en una mala postseason.

El quarterback no pudo completar una buena primera actuación en este 2012 y solo pudo firmar 2 completos de 8 intentos para apenas 16 yardas, sin anotaciones pero sí siendo interceptado una vez, hasta que fue sustituido por Harrell -15 de 27 para 135 yardas y un touchdown- y Coleman (cabe recordar que Matt Flynn marchó a Seattle Seahawks por una oportunidad como titular).

Pero si las cosas no empezaban con buen pie en el lado cheesehead, mucho peor lo harían en San Diego Chargers, que pagarían muy cara la intrascendente victoria. Y es que, en su primera carrera, el infortunio se alió con el running back Ryan Matthews y se rompió la clavícula. Tras la dura lesión, Matthews estará fuera de los terrenos de juego de 4 a 6 semanas y se perderá lo que resta de pretemporada y, probablemente, la primera semana de campeonato regular.

No acabaron ahí las lesiones, ya que también resultó malparado el linebacker de los Green Bay Packers Desmond Bishop, que dejó el emparrillado con quejas en la rodilla pero del cual todavía no hay noticias sobre la gravedad de su lesión.

Como detalle para la historia quedará que, en este encuentro entre Packers y Chargers debutó la primera árbitro mujer de toda la historia de la NFL. La ex judoka Shannon Eastin, de 42 años, se encargó de romper una barrera más en el mundo de las mujeres en el arbitraje deportivo.

En cuanto al partido, la noticia positiva fue la frescura con la que inició el veterano tight end Antonio Gates, que recordó al que antaño recibiendo con un touchdown que abrió el marcador en el primer período. El quarterback titular de los Chargers, Philip Rivers, lanzó un gran pase a Gates, que alcanzó el oval dentro de la zona de anotación para el 7-0.

En el segundo cuarto, San Diego aumentaría distancias hasta el 14-0 y ponía así mucha tierra de por medio. Insalvable, como se pudo ver a la finalización del choque. Después del touchdown de Vince Brown a pase del quarterback, J. Lee –que sustituyó a Rivers-, Green Bay lograría reducir diferencias antes del descanso. En un encuentro en el que todas las anotaciones fueron de siete en siete, en forma de touchdown, el tercero de ellos llegó de parte de los de Wisconsin. Graham Harrell aprovechó bien sus minutos y dio su único pase de touchdown del partido, de tres yardas para el wide receiver Randall Cobb.

Tras la reanudación, ambos quarterbacks suplentes siguieron lanzando bien para acabar con buenas estadísticas. Graham Harrell, que este año dispondrá de su primera oportunidad como número 2 en la depth chart de QB en Green Bay –aunque estar siempre a la sombra de Rodgers no te deje demasiadas posibilidades de éxito, y si no que se lo pregunten a Matt Flynn-, logró finalizar con 15 completos de 27 intentos para 135 yardas, no tirando ninguna intercepción y sí combinando el ya mencionado touchodown. En Chargers, Lee acabaría con unas reseñables 235 yardas conseguidas también en 15 completos de 22 intentonas.

 

Pese a que Green Bay consiguió otro touchdown para acercarse a un punto de la mano fel running back Marc Tyler, optaron por ensayar una jugada de dos puntos en vez de asegurar con una patada y les salió el tiro por la culata. Más adelante, y ya cuando la primera fecha de la pretemporada tocaba a su fin, Curtis Brinkley acarrearía una yarda para firmar la definitiva sentencia con el 21-13. Ahora, toca esperar la evolución de ambos equipos, subsanar errores, encomendarse a los preparadores físicos e ir marcando cruces en el calendario hasta que llegue el definitivo día de comienzo de la aventura 2012 de la NFL.