La victoria no tapa un debut paupérrimo de Brandon Weeden

La victoria no tapa un debut paupérrimo de Brandon Weeden

Weeden se vio perdido durante sus minutos sobre el campo, carente de un liderazgo que se le otorga difícil obtener ante un equipo que no suma demasiado talento de apoyo en la ofensiva para un mariscal novato.

Lions
17 19
Browns

DETROIT - Hubo victoria final, emoción en el último tramo, pero los Cleveland Browns tienen más que lamentar de cara al primer encuentro de pretemporada que los propios Detroit Lions.

Una nueva baja, sumando a la ya conocida de su prometedor corredor, Trent Richardson, se suma Mohamed Massquoi por una lesión de cabeza tras un intento de atrapada de un pase de Brandon Weeden. Fuerte golpe para un cuerpo de receptores que no gozan por ser uno de los más productores ni prometedores, no ya de su Conferencia, si no de su propia división.
 
La segunda parte, se centra en Brandon Weeden. El egresado de Oklahoma State llegó a Cleveland como la gran esperanza para resucitar la ofensiva y a la propia franquicia, junto a Richardson. Ganó el puesto, prácticamente por decreto del cuerpo de directivos ante Colt McCoy. Se había apostado mucho por él y el riesgo tomado al elegirle en el draft, debía de ser plasmado sobre el campo. Con todo ello, partió ayer como titular en Michigan ante los Lions de Detroit. 
 
Si pudo o no ser peor; el margen de mejora existe, se comprobará en la segunda semana. Por el momento, Brandon Weeden vuelve a sumir a la franquicia en la duda y el desamparo. Sin sangre en las venas y perdido en el emparrillado, el mariscal sumó tres completos en nueve intentonas para 62 yardas, podría decirse que números relativamente normales. Pero no. A ello, sumó un fumble y una intercepción, pases imprecisos y un balón a punto de ser interceptado en segundo intento.
 
Weeden se vio perdido durante sus minutos sobre el campo, carente de un liderazgo que se le otorga difícil obtener ante un equipo que no suma demasiado talento de apoyo en la ofensiva para un mariscal novato. Un peso sobre sus hombros que puede acabar convirtiéndose en una losa definitiva que aplaste sus esperanzas e ilusiones en esta primera temporada como mariscal en la liga. 
 
¿Y tras él? Colt McCoy salió al emparrillado antes de tiempo. El ya ex titular de los Browns se fue con seis completos en ocho intentos para avanzar 88 yardas. Si bien no dio anotación, se mostró seguro en el pase, evitando varias capturas a pesar de una línea ofensiva sumida en el pasotismo. 
 
No se espera que McCoy tenga la oportunidad de ganarse la titularidad, pues desde la franquicia se le sigue buscando un traspaso que beneficie a los Browns.
 
Por el otro lado, Matthew Stafford estuvo en el campo durante tres series ofesnsivas completando cuatro pases de siete intentos con intercepción. Megatron se fue con 36 yardas en dos recepciones, una de galería de 27 yardas.
 
Por tierra, duda eterna en Detroit, Kevin Smith tuvo cinco acarreos para avanzar 28 yardas. Buenos números para el corredor.
 
Detroit llegó al último cuarto aventajando en 17-10. La presión llegó con acarreo de tres yardas por parte de Adonis Thomas. Los Browns no conectaron la conversión de dos puntos. Al filo del final, una intercepción a Kellen Moore dio un giro radical. 28 segundos en el reloj, Jeff Wolfert conectó un gol de campo de 45 yardas para cerrar la victoria de los de Ohio.
 
En la semana dos los Browns visitarán a los Packers; Mientras que los Lions lo harán con los Ravens.