NFL en español Noticias

Phi-Pitt 1943: Los Steagles

Phi-Pitt 1943: Los Steagles

Corría el año 1943 y los Estados Unidos estaban en plena Segunda Guerra Mundial, con un horizonte desolador y una juventud que partía hacia la guerra más cruel que ha visto el ser humano. Con ello, las ligas profesionales no gozaban de una "buena Salud", especialmente se resintió la liga de football y dos equipos más concretamente.

Repasando la historia del football profesional en los Estados Unidos, nos encontramos historias para todos los gustos. Historias oscuras, pero también heroícas y admirables. Historias que nos demuestran que las rivalidades pasan a ser algo menor cuando hay un objetivo común en el horizonte de dos franquicias que no pueden subsistir por sí mismas en malos momentos.

Algo así deberán pensar los nostálgicos de Pittsburgh y Philadelphia, rememorando la temporada de 1943, cuando ninguna de las dos franquicias disputó la temporada; pero ambas lo hicieron.
 
Corría el año 1943 y los Estados Unidos estaban en plena Segunda Guerra Mundial, con un horizonte desolador y una juventud que partía hacia la guerra más cruel que ha visto el ser humano. Con ello, las ligas profesionales no gozaban de una "buena Salud", especialmente se resintió la liga de football y dos equipos más concretamente.
 
La falta de efectivos para disputar los partidos generó una gran crisis en la liga, que no llegaba a saber a ciencia cierta si abrirían en 1943 tras el riesgo corrido la campaña de 1942, cuando corrió riesgo de suspensión.
 
En aquellos tiempos, con una población mentalizada para la guerra, el gabinete del presidente Franklin D. Roosvelt buscó pasatiempos para intentar aliviar la tensa situación que vivía el país. Por ello, el presidente emitió un comunicado oficial, en el cual destacaba la suma importancia de la Major League Baseball para la nación, elevando el deporte rey a la categoría divina, rozando el patriotismo, por el cual los estadounidenses deberían centrar sus pasatiempos en él.
 
Franklin D. Roosvelt no realizó mención alguna al football, que se vio superado con rápidez por el baseball como pasatiempo nacional, mientras vivía su propia crisis sin ayuda externa, de ningún tipo.
 
En la primavera de aquel mismo año, los dueños de los equipos y el Comisionado, se reunieron con la esperanza de alcanzar alguna decisión final sobre la temporada que debía de iniciarse ese mismo año. Fue unánime. La liga decidió seguir con los juegos programados y de esta forma, iniciar la temporada tal y como estaba pensado en un primer momento. Pero uno de los graves problemas era sin duda ¿De dónde sacar jugadores?. No había efectivos suficientes. Los Cleveland Rams se vieron obligados a suspender sus operaciones, mientras que los otros dos afectados, los Eagles de Philadelphia y Pittsburg Steelers, contaban con 16 y 6 jugadores por aquellos días. Cantidad insuficiente para arrancar una campaña regular ante equipos que, más o menos, contaban con plantillas algo más numerosas.
 
No había jugadores
 
Pero a medida que se acercaba el inicio, el proyecto parecía hacer aguas. Los jugadores seleccionados, en su gran mayoría, tomaron la decisión de acudir a la guerra antes que unirse a los equipos de la liga. De cara a iniciar la temporada, se habían decidido los llamados "Aplazamientos de servicio miliar", divididos en tres grupos por el Departamento de Defensa. Dichos hombres, podrían ser tomados en cuenta a la hora de conformar las plantillas, ya que no entraban al servicio militar activo por diferentes causas.
 
Hombres con carga familiar; Véase un padre con hijos nacidos o concebidos antes del ataque japonés a Pearl harbor. La fecha límite estipulada era el 15 de septiembre del año 1942, nueve meses y una semana después del ataque al puerto del pacífico. El segundo grupo se componía de los trabajadores de la industria de guerra de la nación. El tercero, y quizás más etiquetado, fue el llamado 4-F. Un 4-F eran los incapacitados físicamente para la guerra. Jugadores con úlceras, pues planos o cegueras medias o parciales. En aquellos años todo jugador joven deseaba unirse al Ejército. Luchar por tu país era un deber nacional, una obligación, dejarlo de lado era exponerte al ridículo nacional sistemático.
 
 
Jugadores que pertenecían al plantel de los Steagles, como el receptor Tony Bova (Líder con 17 esa temporada), era ciego de un ojo y parcialmente del otro. El Guard Eddie Michaels tenía una sordera del 80%. Eran solamente una muestra del tipo de jugadores, que llegaban a la liga como descartes de las Fuerzas Armadas para enviar al frente a batallar por el país y el llamado, mundo libre.
 
El nacimiento de los Steagles
 
 
Tras la reunión de los clubes en la primavera de 1943, las cosas, antes de tomar la decisión de disputar la temporada, pasaron apuros debido a la falta de jugadores. Los jóvenes partían a la guerra, y la liga ya había corrido el riesgo de no disputarse la campaña anterior ante la fuga de talento hacia la contienda mundial. Por ello, se optó por realizar un "Deporte de guerra".
 
El ideólogo de la fusión, fue el dueño por aquellos años de los Steelers, Art Rooney
 
Al tener 16 jugadores en nómina, el por entonces propietario de los Eagles, Alex Thompson, no concebía una fusión como algo urgente. Y de hacerse, tenía que llevarse bajo sus propios términos ya que era quien menos lo necesitaba realmente de ambas franquicias. Sabedor, no cedió en sus intereses iniciales de mantener a Philadelphia como franquicia principal en una fusión que él se mostraba reticente a llevar adelante.
 
Art Rooney logró convencer a su colega de que era la salida para ambos equipos, que presentaron el plan al Comisionado. Este, llevó la propuesta a todos los clubes y la liga aprobó la fusión por votación cerrada de 5 a favor contra cuatro en contra, indicando que ello daría a su final nada más finalizar la temporada regular y dejaba al equipo sin poder participar en la postemporada. La cláusula fue impuesta por el resto de miembros de la liga, quienes tenían en consecuencia que dicha fusión otorgaba ventaja, al ser dos equipos y no únicamente uno, quien participase en la temporada regular. Por ello, no sería justo que contasen con un equipo en postemporada y cerrar la puerta a equipos que competían con una única plantilla en nómina.
 
La fusión se balanceó hacia Philadelphia, ya que el equipo siguió siendo conocido como los Eagles y usaría el sistema de juego de Philadelphia. Rooney tomó para los Steelers dos juegos en Pittsburg y otorgó los seis jugadores que los Steelers poseían bajo contrato en vigor. Los colores del uniforme continuaron siendo verde y blancos, tradicionales de los Eagles. Pittsburg sería la primera y única campaña que no usaría su tradicional negro y oro.
 
La temporada
 
Todo inicio con el campamento de entrenamiento y dos entrenadores al mando. Grease Neale, por los Eagles y Walt Kiesling por los Steelers. Los dos coachs no aceptaron bajo ningún concepto un descenso de su actual categoría de entrenadores en jefe y se negaron a dimitir ante las dos directivas. Los problemas crecían, ya que ambos entrenadores se odiaban y el propio Walt no soportaba tener que entrenar a los jugadores de su rival más acérrimo. 
 
Oficialmente, Neale era el coordinador ofensivo; mientras que Kiesling actuaba como coordinador de la defensiva. Aunque ante los jugadores actuaban ambas partes como entrenadores en jefes.
 
Fue desde el propio campo desde donde se transmitió una lección que llega a nuestros días. la rivalidad existente entre ambos equipos, fue uno de los factores que superó la fusión, sobre todo, teniendo en cuenta que los jugadores tenían que complementar su actividad con sus trabajos fuera del campo. 
 
Los 25 jugadores de la plantilla debían de mantener sus puestos en los estamentos militares correspondientes a los cuales se dedicaban, a parte de su actividad extracurricular, la cual era el football.
 
Cuando la temporada dio inicio, aficionados y prensa no estaban de acuerdo en llamar al equipo Eagles, pues no era Philadelphia pero tampoco Pittsburgh, y a la vez, eran ambas cosas. En aquel momento nació el sobrenombre que llegó a nuestros días, aunque jamás fue tomado como oficial por la liga. Nacieron los Steagles. El nombre trascendió en todo el país, salvo en la Ciudad del Amor Fraternal, que seguían llamándose Eagles de Philadelphia, aduciendo que salvo los seis jugadores aportados, no había nada que representase a los Steelers como tal.
 
El ejemplo dado por el equipo trascendía a la sociedad, que observaba como la tenacidad y el sacrificio eran el ejemplo diario de un grupo de jugadores que defendían intereses deportivos tan dispares como el de dos equipos que cuentan poser una de las mayores rivalidades en la NFL hoy en día, aunque jueguen en distintas Conferencias.
 
Los Phi-Pitt (Como los reconocería la liga) iniciaron la temporada con marca de 2-0 tras dos victorias ante los Dodgers de Brooklyn u otra ante los New York Giants en Shibe Park.
 
Ante los Giants marcaron un récord de fumbles, con 10, en un partido que aun llega a nuestros días. Pese a ello, lograron sacar una victoria sorprendente con llegada desde atrás en los cartones.
 
Al finalizar la temporada, los Rams de Cleveland ya contaban con su plantilla repleta de efectivos, por ello ya estaban de vuelta para la siguiente, mientras que los Boston Yankees entraban como expansión. Por lo tanto, la liga contaba con 11 equipos, algo que rompía los cálculos, pues el número era 10. Art Rooney finalizó muy contento con el experimento Phi-Pîtt, y dado que los Steelers aun contaban con una plantilla demasiado corta para iniciar la temporada. Por ello, los Steelers se unieron a los Chicago Cardinals, hoy Arizona Cardinals, en un equipo conocido durante 1944 como "La Alfombra" ¿Por qué? finalizaron sin victorias y en cada juego todos los equipos pasaban sobre ellos sin oponer apenas resistencia.
 
Pero es otra historia.
 
El legado.
 
El 17 de agosto de 2003, los Pittsburgh Steelers homenajearon en el 60 aniversario a los Steagles. De aquel mítico equipo, participaron en aquel acto en el Heinz Field, siete jugadores:
 
Quarterback: Allie Sherman.
 
Running Back: Ernie Steele.
 
Center: Ray Graves.
 
Offensive Tackles: Al Wistert, Vic Sears, Bucko Kyrlov, Tom Millar.
 
Clasificación Temporada Regular 1943 
 
NFL Eastern
 
Redskins: 6-3-1
 
New York Giants: 6-3-1
 
Phi-Pitt: 5-4-1
 
Brooklyn Dodgers: 2-8-0
 
Estamos en el año 2012, la temporada que viene será el 70 aniversario de los Steagles, y ansiosos estamos de observar que homenaje se le tiene preparado a uno de los equipos, fugaces, que han quedado grabado en el corazón del aficionado para siempre.