Seahawks (y los jueces) derrotan a Green Bay

Seahawks (y los jueces) derrotan a Green Bay

Tuvieron que transcurrir 50 minutos para que el partido de "lunes por la noche" fuera emocionante. Pasó de todo: Packers ganaba faltando 8 segundos, los árbitros suplentes dudaron en el último fallo y terminó siendo triunfo de Seattle.

Aburrido, tedioso, irresoluto. Cambiante, complicado y emocionante. Así fue el encuentro de lunes por la noche entre Seahawks y Packers. Faltando minutos, aparecieron las jugadas más trascendentes y el exiguo score se modificó rotundamente.

Comenzó siendo un duelo de murallas, donde las yardas ganadas fueron irrisorias. Marshall Lynch avanzó poco y se topaba constantemente con la defensiva de Green Bay. En tanto, Aaron Rodgers no encontraba a sus receptores, lo capturaron 8 veces y su plan B fue Cedric Benson. Al ex Bengals le ocurrió lo mismo que al corredor estrella de Seattle.  

En el segundo cuarto, el mariscal novato del equipo local decidió cambiar la estrategia y, en una jugada clave, Russell Wilson lanzó un pase de 42 yardas para la recepción exitosa de Golden Tate. Ante ello, Green Bay nunca tuvo respuestas y Rodgers estaba desprotegido.

Fue un juego ultradefensivo. Packers anotó dos goles de campo y solo en el cuarto final pudo marcar un touchdown por tierra a 8 minutos del epílogo. Para colmo, esa jugada fue controversial y en el desafío por video los jueces cambiaron el fallo a favor de la visita. Asimismo, Rodgers se la jugó con la conversión de dos puntos, cosa que no sucedió, y así Green Bay perdió un punto extra que sería decisivo.

Seahawks no se rindió y acertó al decidir avanzar en cuarta instancia, mientras los árbitros suplentes aparecieron nuevamente para ayudar al dueño de casa. Wilson lanzó un pase de 24 yardas para Tate, quien empujó a Shields y atrapó el balón en zona de anotación, un segundo más tarde que su defensivo M. Jannings.

Dos jueces se encontraron: uno marcó touchdown, el otro agitó los brazos. Fue una larga revisión, para Packers el bola fue interceptada, para Seattle anotación y triunfo. La confirmación llegó y el estadio estalló. Segundo partido con victoria para los “halcones marinos”.