Los Ravens vencen a los Browns en el retorno de los árbitros titulares

Los Ravens vencen a los Browns en el retorno de los árbitros titulares

Joe Flacco y sus Ravens (3-1) no forzaron la maquinaria al máximo y aun así superaron a unos Cleveland Browns (0-4) que, si no comienzan pronto a ganar -y no parece que eso vaya a ocurrir- se quedarán muy pronto fuera de cualquier lucha. Brandon Weeden tuvo posesión para empatar, pero antes un retorno de intercepción de 63 yardas para touchdown le había sentenciado. Todo, en un Thursday Night Football en el que la noticia principal fue el esperadísimo retorno de los árbitros titulares, jaleados como si fueran profetas. Los cebras ya están en casa.

Baltimore Ravens
23 16
Cleveland Browns

BALTIMORE – Los pronósticos no se separaron mucho de lo que aconteció en el Thursday Night Football y los Baltimore Ravens cumplieron venciendo a unos Cleveland Browns a los que, a la hora de la verdad, les falta mucho.

Quizá el partido fuese lo menos importante del partido, por contradictorio que suene. Y es que anoche regresaron a la NFL, por la puerta más grande posible, los árbitros titulares.

En los prolegómenos al choque, los cebras irrumpieron saludando en el estadio ante una ovación propia de touchdown. Como si los hijos pródigos hubieran vuelto. Ellos también vivieron de manera especial el día del reencuentro, tenían la sonrisa en la cara. Su actuación en los cuatro cuartos, intachable.

Tampoco es que los jugadores de Ravens y Browns les hicieran faenar en demasía desde el primer minuto. En un partido no especialmente emocionante, a Joe Flacco le valió con lo justo para ganar. El quarterback, que esta campaña es protagonista absoluto del juego ofensivo de los Ravens en detrimento del juego terrestre, lanzó ayer 28 pases completos de 46 intentos para 356 yardas y dos touchdowns, uno de pase y otro mediante propia carrera.

Brandon Weeden continúa su senda de la mediocridad, aunque bien es cierto que gozó de una última posesión para empatar. Weeden lanzó 25 completos de 52 intentos para llegar hasta las 320 yardas. El novato de 28 años mejora, pero no tiene norte claro en su juego y ello resta gran parte de opciones a Cleveland. Ayer, sin embargo, Brandon dio la cara ante un gran equipo. Claveland necesita, de todas formas, que Trent Richardson crezca y madure para que su presencia por tierra sea clave a la hora de ganar partidos. Aunque, por madurar, los Browns al completo deben madurar.

La acción llegó en el segundo cuarto

El duel comenzó como adelantábamos: sin muchos problemas para los árbitros. Ravens y Browns salieron fríos y costó carburar. El primer cuarto se convertiría en una sucesión continua de punts. El ovoide, casi siempre tras cuatro intentos sin primeros downs, acababa volando por el cielo de Baltimore de equipo en equipo.

Inició el segundo período sin anotaciones, pero pronto cogió los mandos Joe Flacco para ponerse en serio y, en un rápido drive, acabar conectando para touchdown con el jugador que más elogios y reconocimiento merece estos últimos días. Torrey Smith afrontaba su segundo partido tras el fallecimiento de su hermano –el primero fue menos de 24 horas después de perderlo- y su entereza y dedicación volvieron a erizar el vello a todos los fans de los Ravens. Fueron, además, los primeros puntos de la noche, pero se quedarían en seis al fallar el punto extra. Poco después, Tucker sumaría tres puntos más al contador raven.

Antes de que se llegara al descanso, Cleveland pondría algo de emoción e igualdad al marcador mediante un touchdown de Trent Richardson. 9-6 para Baltimore y todo por decidir.

Demasiado trecho para la remontada de Weeden

Flacco correría una yarda para touchdown en la reanudación y dar más ventaja a Baltimore, mientras que la sentencia definitiva llegó de la mano de Cary Williams, que estuvo ágil al interceptar un pase de Weeden y llevarlo a la endzone tras carrera de 63 yardas. Sería la única intercepción del quarterback de los Browns, pero resultaría decisiva.

En el último cuarto, un quiero y no puedo de Brandon Weeden impidió la remontada. Aun así, los Browns trabajaron y con dos field goals redujeron diferencias hasta el punto de quedar a siete puntos de la igualada.

Baltimore venció y se sitúa con balance de 3-1, ya con el rumbo puesto fijo hacia el objetivo inicial de los playoffs. La semana que viene visitarán a los Kansas City Chiefs.

El TNF tampoco le sentó bien a Cleveland Browns, que ya tiene una importante losa en forma de desventaja, 0-4. Un cero en victorias hasta ahora puede dejarles pronto sin ningún objetivo en la carrera. El equipo, en lenta construcción, tampoco puede esperar mucho tiempo a Brandon Weeden. No es un quarterback novato al uso. En la semana  cinco buscarán su ansiada primera victoria, pero lo tendrán igual o más difícil que en Baltimore. Viajarán a New York para enfrentarse a los vigentes campeones Giants.