Noche negra para Tony Romo ante unos eficientes Bears

Noche negra para Tony Romo ante unos eficientes Bears

El quarterback de los Dallas Cowboys, Tony Romo, lanzó hasta cinco intercepciones -dos de ellas retornadas para touchdown- en una verdadera noche de pesadilla para él y sus Cowboys, que cedieron la segunda derrota de la temporada ante los Chicago Bears de Jay Cutler, que suman ya tres victorias por solo una derrota.

Cowboys
18 34
Bears

ARLINGTON, Texas – Otra noche para olvidar fue lo que tuvo Tony Romo en el Monday Night Football que les enfrentó a los Chicago Bears.

El quarterback de los Cowboys tuvo hasta cinco intercepciones que a la postre acabaron lastrando al equipo y le arrastraron hasta la segunda derrota de la temporada. Las cinco intercepciones de Romo emborronaron totalmente el resto de sus números –que, por otra parte- fueron de 31 pases completos de 43 para 307 yardas y un touchdown-.

Incluso, para acabar su amarga noche, Tony Romo fue sustituido por Kyle Orton –ex bear- que estuvo más que correcto en los minutos de los que dispuso. El suplente completó 9 de sus 10 pases, con apenas un fallo, para 89 yardas y un touchdown. Definitivamente, no era el día de Romo.

Jay Cutler fue el hombre regular de la noche y su seguridad le valió la victoria en el feudo de los Cowboys. Al contrario que su homólogo en Dallas, Cutler no lanzó intercepciones y dio dos pases de touchdown en 18 de 24 para 275 yardas.

Romo olvida la puntería

Pese al gran ambiente que se registró en el Cowboys Stadium en la noche del lunes, el partido no correspondió a esa situación hasta bien entrado el segundo cuarto. No llegaron los primeros puntos hasta entonces. Primero, con un field goal de los Bears y, después, con el primer gran traspié de la noche para Romo. El 10-0 llegaría después de que el quarterback lanzara una intercepción. El retorno de 25 yardas Tillman fue para touchdown.

Sobre el descanso y cuando ya todos enfilaban el camino de los vestuarios, Tony Romo conectó su único pase de touchdown del encuentro para Miles Austin. Después, cualquier atisbo de mejoría brillaría por su ausencia en Tony Romo y sus ataques.

Chicago sentencia el partido en el tercer cuarto

Otro retorno de intercepción acabó de hundir a Romo en el mar de la desesperación. Mediado el tercer cuarto, fue el defensor Lance Briggs el que atrapó un pase de Tony para correr nada menos que 74 yardas y sumir en el silencio a Arlington. Antes de ello, Cutler había estrenado la reanudación con un gran –y complicado- pase de touchdown que atrapó Devin Hester con destreza, casi volando hacia un ovoide casi imposible de alcanzar.

Los Chicago Bears habían dejado visto para sentencia un enfrentamiento que nunca más volvió a tener intriga por su desenlace final. Kyle Orton salió aplicado al terreno de juego y, de cara al final, dio pase de touchdown. Fue para adornar el resultado, para maquillar una derrota que, más que a los Cowboys en general, debió afectar en particular al sueño de Tony Romo.

Él y sus Dallas Cowboys (2-2) tendrán dos semanas casi completas para reflexionar y preparar su manera de redimir los errores que les llevaron a la derrota ante los Bears, puesto que descansarán la próxima semana. En la semana seis, no obstante, tendrán un difícil duelo ante los Baltimore Ravens.

Los Chicago Bears son ya segundos de su división con el balance en 3-1 e igualados con Minnesota Vikings. Tan solo los Green Bay Packers pudieron parar a Jay Cutler, que la semana cinco se enfrentará a los Jacksonville Jaguars en busca de una victoria que les encarrile más la temporada regular. De momento, el sol brilla en Chicago.