Minnesota suma la cuarta sin dar opción a los Titans

Los Minnesota Vikings pusieron una nueva victoria en su casillero y su balance se va ya al 4-1, continuando dominadores de su división junto a los Chicago Bears mientras la decadencia de los Green Bay Packers les permite distanciarse. Christian Ponder se va confirmando en cada partido que juega y en la noche de Minneapolis tuvo un gran aliado en Percy Harvin, que culminó una espléndida actuación. Los Titans apenas buscaron el partido y se mostraron flojos durante todo el partido, sumando puntos tan solo al final. Hasselbeck no aprovechó la oportunidad que le dio la lesión de Jack Locker y pasó con más pena que gloria por el Mall of America Stadium.

Minnesota suma la cuarta sin dar opción a los Titans
Percy Harvin se convirtió en gran protagonista con dos touchdowns para los Vikings (Foto: Jim Mone // AP)
Vikings
30
7
Titans
Percy Harvin se convirtió en gran protagonista con dos touchdowns para los Vikings (Foto: Jim Mone // AP)

MINNEAPOLIS- Los Minnesota Vikings se confirman con el paso de las semanas como un rival a tener en cuenta y una alternativa muy clara en la NFC Norte.

Ante los Tennessee Titans sumaron la que es ya su cuarta victoria y, lo que es más importante, convencieron con un contundente marcador y una solidez que supera las expectativas de todo el mundo al inicio de temporada.

La lógica dice que no deberían acabar así, pero los Vikings de este año no van de farol por el momento. O eso o se lo están tirando muy bien. La asociación Christian Ponder-Adrian Peterson, aunque en este partido no destacara, está rozando la perfección en este comienzo y es la representación del equilibro entre tierra y aire.

En la tarde-noche del domingo también se infiltró entre los protagonistas vikings el receptor Percy Harvin, que en una gran actuación con rol principal hizo subir dos touchdowns al tanteador, uno por aire y otro por tierra, para acabar con 108 yardas. 

Christian Ponder acabó el partido con 258 yardas de pase en 25 de 35 intentos, con 2 touchdown aunque también con 2 intercepciones que no le aguaron la fiesta. Mientras, su compañero Peterson no tuvo una gran noche y pasó sin protagonismo por el Mall of America, con 88 yardas en 17 carreras, sin touchdowns.

En el otro bando, Matt Hasselbeck tuvo un partido para olvidar. Hasselbeck no tuvo oportunidad alguna de luchar por el partido y los Tennessee Titans no anotaron hasta el último cuarto del partido, cuando Minnesota ya estaba disfrutando de su nueva victoria. El veterano quarterback, que sustituía al lesionado Jack Locker, cerró el duelo con 200 yardas de pase en 26 completos de 43 intentos 

Duelo rocoso

El marcador se abrió con un touchdown de Percy Harvin mediante carrera de cuatro yardas a dos minutos del final del primer cuarto. Todo, tras un primer cuarto de igualdad y ausencia de emoción. Christian Ponder cogió el balón para transportarlo 91 yardas en un fantástico drive que le daría los primeros siete puntos a Minnesota.

Al primer cuarto le sucedieron dos más en los que el partido se convirtió en una guerra de defensivas, que dominaron el duelo y privaron a ambos equipos de llegar a la end zone. En esa situación, fue Minnesota quien salió mejor parado, ya que logró nueve puntos mediante tres field goals del novato Blair Walsh –todos desde corta distancia, el más lejano desde 36 yardas-.

Minnesota sentencia tras el descanso con el segundo TD de Percy Harvin

Solo tras el descanso y a punto de llegarse al cuarto y último período, los Vikings consiguieron un touchdown que les dio la sentencia. Ponder vio de nuevo a Percy Harvin y éste se encargó de, con una bonita acción en la que dejó atrás a varios contrarios, poner el touchdown decisivo.

Tampoco Hasselbeck había dado muestras de querer reaccionar y pasó mediocremente por un partido que jamás mereció ganar. En el último período llegaría su primer y único touchdown en un drive sin complicaciones y apenas intensidad sobre emparrillado, cuando el marcador ya reflejaba un 23-0. Esos siete puntos fueron los de la honra, que se diría en fútbol, pero tras ellos llegaría el redondeo de la noche de los Vikings.

Kyle Rudolph recibió un buen pase de Ponder para 17 yardas y touchdown. Así concluyó el partido, sin mayores complicaciones y sabiendo todo el Mall of America Stadium que el resultado no iba a cambiar. Lo sabían desde mucho antes, los Vikings no tuvieron rival.

La semana próxima, los Minnesota Vikings (4-1) intentarán continuar ante los Redskins de Robert Griffin III su racha triunfal para alargar el sueño de alcanzar algo grande esta temporada. Las jornadas avanzan y Ponder no quiere que suene el despertador.

Por su parte, los Tennessee Titans tendrán que volver a confiar en Hasselbeck de cara a la semana seis, ya que se espera que Jack Locker todavía no esté recuperado de su lesión. El balance de 1-4 ya pesa demasiado en los Titans y la semana que viene tendrán que hacer frente, en un duro choque, a los Pittsburgh Steelers.