Los Rams no resuelven su remontada, vencen los Dolphins

Ryan Tannehill logró la segunda victoria consecutiva para sus Miami Dolphins en un partido que se decidió en el último suspiro, cuando Greg Zuerlein falló un field goal para los Rams que, de haber entrado, hubiera sido de récord. La remontada exprés de los Rams se quedó a medias, irresoluta, y los Dolphins sonríen.

Dolphins
17 14
Rams
Los Rams no resuelven su remontada, vencen los Dolphins
Los Miami Dolphins resistieron la embestida final de los Rams. (Foto: AP)

MIAMI - Los Miami Dolphins lograron una moralizante victoria ante los St.Louis Rams, que vieron como su hasta ahora kicker infalible, el rookie Greg Zuerlein, pagaba su primera novatada para dejarles sin el partido.

Zuerlein, que hasta el día de hoy llevaba 15 de 15, pleno, falló tres field goals. Dos de ellos, desde mediana distancia. El último, intento desesperado de conseguir el empate sobre el reloj, se fue desviado por poco pese a las 66 yardas que recorrió.

Antes de ello, Ryan Tannehill había construido una gran actuación personal para terminar un partido con 2 pases de touchdown por primera vez desde que está en la NFL. El quarterback novato está demostrando que la franquicia no se engañó con él y, de momento, tampoco con su titularidad desde el comienzo. Tannehill acabó el partido con 21 completos de 29 intentos para 2 touchdowns. Seguro, sin intercepciones y supliendo la ausencia de actuaciones destacadas por tierra en los Dolphins.

Sam Bradford no tuvo una buena tarde y estuvo fallón en un último drive en el que fue sackeado por dos veces, retrasando la posición de tiro de Zuerlein hasta las fatales 66 yardas. El quarterback de los Rams no consiguió continuar con la racha de dos victorias que enlazaba St.Louis y acabó con 26 de 39 para 315 yardas e incluso corriendo una yarda para el único touchdown de su equipo… pero muy tarde. Su intento de remontada final, bien organizado, se vino abajo cuando Miami ejerció presión. Fue demasiado, aunque lo intentó.

Buen partido de Tannehill

No hubo anotaciones para siete puntos hasta el segundo período. En el primero, Zuerlein había puesto a los Rams arriba 6-0. Marlon Moore recibió el primer pase de touchdown de Tannehill, a cinco minutos del descanso. El receptor alcanzó un gran lanzamiento de Tannehill para 29 yardas. Cerró la primera parte del partido un field goal de Carpenter que llevó la ventaja dolphin al 10-6.

En la segunda mitad, los locales se distanciarían en el marcador. La única anotación del tercer cuarto fue de los Dolphins, para lo que a la postre resultó romper el partido. Los Rams no reaccionaron ante un juego endurecido y de posiciones más que de acción. Anthony Fasano firmó con tinta de fuego el segundo touchdown del partido para Miami. Tannehill comandó un buen drive y, en un pase para una yarda hacia Fasano, finalizó.

Los Rams reaccionan tarde

En el último cuarto le entraron las prisas a St.Louis, pero dejaron los deberes para el final y la reacción no se pudo completar. Bradford pensó que por intentarlo, que no quedase. A ocho minutos para el final, él mismo se encargó de poner el resultado apretado, a apenas tres puntos. Pero iba a ser el único touchdown visitante.

A la épica se agarraron los Rams y, en una última posesión que iba camino de conseguirse en la culminación de la remontada, la defensiva dolphin sofocó el sueño de St. Louis. Bradford montó un rápido drive que llegó hasta territorio de Miami. Con todo dispuesto para el field goal, los Dolphins lograron retrasar la posición del mismo hasta la 66. El resto ya es conocido. Miami ganó su segundo partido consecutivo.

La semana que viene, Miami Dolphins, que se sitúa con balance 3-3, gozará de su semana de descanso. Mientras, la semana siete significará para los St. Louis Rams una dura prueba ante los Green Bay Packers en el Edward Jones Dome.