Browns se despidió de la racha negativa

Después de 11 partidos consecutivos, Browns pudo festejar, al derrotar a Bengals 34 a 24. El partido se definió en el último cuarto y Brandon Weeden anotó en dos acasiones.

Browns se despidió de la racha negativa
Bengals 24 – Browns 34 (AP)

 

El record de Cincinnati era favorable, incluso como visitante. La situación en la AFC Norte era inmejorable, ya que el líder Ravens se escapó con su triunfo y Pittsburgh fue derrotado el jueves de apertura. Esto mantenía a Bengals expectante. Para colmo, el rival de la semana seis era, en teoría, el más débil de la NFL. Sin embargo, Cleveland fue portada de los diarios al ganar su primer partido de la campaña.

Si tuviéramos que comparar las ofensivas, Bengals venía sacando una ventaja considerable respecto a los locales. Cleveland tiene un novato como mariscal de campo, pero Cincinnati es liderado por Andy Dalton desde algunas temporadas atrás. Green-Ellis podría ser emparejado con Trent Richardson, aunque el pleito no se definiría por tierra.

Hasta la primera mitad, Bengals controló el juego y marcó dos touchdowns contra uno de Browns. El duelo de quarterbacks fue evidentemente en favor de la visita. No obstante, Brandon Weeden avisó con un pase de anotación. En el tercer cuarto, dos goles de campo le sirvieron a los “cafés” para quedarse a una unidad de Cincinnati.

La segunda mitad fue decididamente para el equipo de Ohio, ya que anotaron siete puntos en dos jugadas prácticamente inmediatas. Primero, con Weeden y Watson y un pase corto. Luego, tras una intercepción clave hacia Dalton, Sheldon Brown corrió 19 yardas y marcó el TD.

Restaban casi 8 minutos, pero Bengals solo pudo descontar. Browns rompió la racha adversa y ahora quiere crecer lentamente para no ser el peor equipo de la NFL. Final: Cincinnati Bengals (24) – Cleveland Browns (34).