Seattle sigue sorprendiendo

Seahawks derrotó a New England por un punto y el invicto en casa. Un pase notable del quarterback novato Russell Wilson fue suficiente para acallar a Tom Brady y sus “patriotas”.

Seattle sigue sorprendiendo
Wilson lanzó un touchdown de 46 yardas. Patriots 23 – Seahawks 24 (AP).

 

Fue uno de los partidos más esperados de la semana 6. Se enfrentaron nada menos que la mejor ofensiva de la NFL ante la mejor defensiva de la Liga. Y en este tipo de pleitos, el que triunfa lo hace por pocas unidades.

El duelo fue parejo y New England contaba nuevamente con Aaron Hernández. Seattle dominó en el inicio y en el cierre del encuentro. Hasta la primera mitad, no había discusiones del juego de Brady, aunque luego sufrió dos intercepciones clave.   

Restando siete minutos, New England ganaba 23 a 10, pero el mariscal de Seahawks, el sorprendente Russell Wilson, lideró dos series ofensivas demoledoras. La primera le permitió el descuento, pero faltando 1.18 minutos de juego, Russell lanzó un pase de anotación de 46 yardas hacia Sidney Rice para clavar el marcador final.

El trabajo de la defensiva del equipo local se lució nuevamente y resultó vital. Sabido es que nunca pueden darse por ganados los partidos ante Tom Brady, y menos cuando el reloj marca pocos segundos. En esta ocasión, Patriots fueron detenidos cuando a Welker le faltaban dos yardas para el primero y diez.

El resultado de New England emparejó la AFC Este, donde todos ostentan el record 3-3, siendo la divisional más pareja de la Liga. En tanto, si Rams hubieran ganado su compromiso, algo parecido encontraríamos en la NFC Oeste: Seahawks, Cardinals y 49ers están 4-2 (Rams 3-3). Final: New England Patriots 23 – Seattle Seahawks 24.