El OT se la juega a los Cardinals que caen ante los Bills

Los Cardinals caen a marca 4-2 y vieron frenada su racha de victorias consecutivas en su casa, que se establece en ocho.

El OT se la juega a los Cardinals que caen ante los Bills
Buffalo supo manejar el reloj para irse a la victoria en tiempo extra (BleacherReport.com)
Cardinals
16
19
Bills
Buffalo supo manejar el reloj para irse a la victoria en tiempo extra (BleacherReport.com)

GLENDALE - Parece ser que la racha triunfal de los Cardinals se apaga con el paso de las dos últimas semanas, en las cuales ha caído ante Rams y Buffalo Bills. Los de Glendale no han encontrado la suerte que les acompañó en los cuatro primeros juegos de la temporada, conformándose en esta ocasión con una derrota en tiempo extra ante Buffalo por 19-16.

Los Cardinals caen a marca 4-2 y vieron frenada su racha de victorias consecutivas en su casa, que se establece en ocho.
 
Por su parte, los Bills han puesto fin a dos dolorosas derrotas, Patriots y 49ers, que habían puesto en tela de juicio todo el proyecto de la franquicia de Ralph Wilson para este 2012, dejando las dudas en todas sus líneas. En esta ocasión, ante una de las líneas defensivas más duras de la NFL en esta temporada, los Bills mostraron una dosis de mejoría que intentarán mantener como racha en lo que resta de semana, en una División, la Este de la Americana, donde todos sus equipos están ahora mismo con marca de 3-3 y todas las opciones abiertas para ellos.
 
El partido llegó a OT, donde fue Jarius Byrd, con una intercepción a John Skelton que sería la segunda de Byrd en el juego, dejó todo dispuesto para la avanzada que permitió a Rian Lindell conectar un gol de campo de 25 yardas.
 
John Skelton salió para sustituir a Kevin Kolb, que estaba dando un gran desempeño en Arizona esta campaña. 
 
Si bien no todo fue gris, Jay Feely dio un nuevo récord de la franquicia de Arizona con un gol de campo, a 1:09 del final, para 61 yardas. Dicho gol igualó la contienda. Fue cara y cruz para un kicker que tuvo, a tan sólo 38 yardas y dos segundos, la oportunidad de sellar el triunfo para los del desierto. El balón fue desviado por un Bill y se llegó al tiempo extra, donde Arizona no pudo concretar.