Los G-Men desquician a los 49ers

La fiabilidad niner falló ante los Giants como lo demuestra el mejor quarterback hasta lo que llevamos de temporada, Alex Smith, que lanzó tres intercepciones en el juego.

Los G-Men desquician a los 49ers
Alex Smith tuvo su peor día en la NFL en los últimos dos años (ESPN)
49ers
3
26
Giants
Alex Smith tuvo su peor día en la NFL en los últimos dos años (ESPN)

SAN FRANCISCO - En la bahía han encontrado a su nueva bestia negra y no es otra que los actuales campeones de la NFC y el Super Bowl: Los New York Giants. La Big Blue no sufrió demasiados problemas para doblegar a los todopoderosos 49ers en San Francisco por 26-3, dejando claro quien manda hoy en día en la Nacional.

Tierra y defensiva de los Giants, ante la mejor defensiva a la carrera, 49ers. Los neoyorquinos no se amilanaron y dieron cuenta de los 49ers. 
 
Ahmad Bradshaw volvió a correr para más de 100 yardas y tuvo otra visita a las diagonales, acompañado de otra anotación del novato David Wilson, para acarreo de 35 yardas. San Francisco no pudo dar oposición.
 
No fue un gran día para San Francisco. El resultado aclara lo que se vio sobre el campo sin llevar a engaño. La fiabilidad niner falló ante los Giants como lo demuestra el mejor quarterback hasta lo que llevamos de temporada, Alex Smith, que lanzó tres intercepciones en el juego en sus 19 completos para 30 intentonas, llegando a las 200 yardas. Smith y la protección de balón de los 49ers, falló en la presión asfixiante de la defensiva Giant que vio regresar por sus fueros a Pierre-Paul.
 
Los Niners dieron apertura a los cartones con gol de campo de David Akers, pocos sospecharían que San Francisco no volvería a la zona de anotación con balón en mano de New York.
 
Smith observó como su primera intercepción finalizaba con pase de Eli Manning a Víctor Cruz, tras vuelo de seis yardas del balón. Tynes dio gol de campo antes del medio tiempo. El tercer episodio inició con acarreo de Ahmad Bradshaw para su única anotación del juego.
 
Nadie diría que San Francisco se vería en un tercer cuarto 17-3 abajo en su propia casa, pero ante una situación que desconocían, los 49ers de Jim Harbaugh no pudieron reaccionar como se esperaba en las gradas.
 
Los Giants se fueron con 345 yardas totales, dando más de 100 yardas por tierra a una defensiva que no había permitido tal cosa desde hace 23 juegos en su propia casa. New York vio como su línea defensiva limitó a los 49ers a tan sólo 274 yardas, siendo fieles a sus planes iniciales: Carrera, que salieron según lo pensado.
 
New York se aupa al liderato de la Este de la nacional, 4-2, mientras que los 49ers se quedan con la misma marca. Ambos equipos, Redskins y Seahawks, se medirán por el liderato divisional en la próxima semana.