Washington se lo toma en serio ante unos Vikes que nunca se rindieron

Minnesota, que pelea el liderato de la Norte de la Nacional, no se dio por derrotado en ningún momento, ante unos Redskins que se medirán a los Giants para coronar la NFC East.

Washington se lo toma en serio ante unos Vikes que nunca se rindieron
Robert Griffin III maravilla en cada juego (AP)
Redskins
38
26
Vikings
Robert Griffin III maravilla en cada juego (AP)

WASHINGTON - Los Redskins quieren aspirar a algo más que no acabar con récord positivo en una división en la cual, Eagles y Cowboys, le abren camino a los Giants para conquistar un título que parece, hasta el momento, indiscutible para los G-Men. Hasta ahora, pues los Redskins, que doblegaron a los Vikings por 38-26, se medirán a ellos la próxima semana en un duelo apasionante.

Minnesota inició con buen arranque, gracias a tres goles de campo yéndose 9-0 arriba en los cartones. Blair Walsh conectó desde 20, 27 y 27 yardas, pero Washington dio respuesta.
 
Los Redskins tuvieron que dar todo en la patada de Kai Forbarth, que suplía al cortado Billy Cundiff, para dar esperanza al conectar un gol de campo de 50 yardas. La segunda anotación en el cuarto para Washington llegó tras una carrera de una yarda por medio de Alfred Morris, la siguiente con pase de RGIII hacia Darrel Young. Washington se escapaba 9-17.
 
A la vuelta de los vestuarios, Robert Griffin dio acarreo de siete yardas para anotar y dejar a los Redskins 9-24. El tercer cuarto finalizó con gol de campo de 37 yardas por parte de los Vikings.
 
La jugada defensiva del partido llegó en el último episodio. La defensiva de Washington interceptó a Christian Poner en su yarda 17 por parte de Michael Jenkins, dando acarreo de 24 para irse arriba 31-20.
 
Minnesota, que pelea el liderato de la Norte de la Nacional, no se dio por derrotado en ningún momento cuando Ponder condujo la ofensiva vikinga hasta la nueve de los Redskins, finalizando con un pase a las manos de Jenkins. Los Vikes buscaron la conversión de dos puntos y dieron con ella, gracias al pase de Ponder a Kyle Rudolph.
 
Washington observó, de nuevo, como los Vikes conducían el balón con Ponder al mando que otorgó pase de anotación de una yarda a Kyle Rudolph, nuevamente, para dejar a los morados 26-31. Fallaron la conversión de dos puntos.
 
Cuando parecía que Minnesota llegaba desde atrás para alzarse con la victoria, Robert Griffin acarreo el balón 76 yardas para dejar los cartones 26-38. El FedEx Field estalló en júbilo con la jugada del ex Baylor.
 
Los Vikes lo intentaron, pero el reloj no dio más de sí. Ponder se fue con 352 yardas en sus 35 completos de 52 intentos, demostrando que quizás es él lo que los Vikings estuvieron buscando todo este tiempo. Dos anotaciones y dos intercepciones le acompañaron.
 
Por su lado, Griffin se fue con 182 yardas aéreas con anotación, y 138 por tierra con dos llegadas a las diagonales.