Joe Philbin aterriza en Miami para tomar el mando de los Dolphins

Pese a que las quinielas otorgaban cierta ventaja a Mike McCoy, el actual coordinador ofensivo de los Denver Broncos, seguido del actual entrenador en jefe, de forma interina, Todd Bowles, que suplió a Sparano tras su destitución, los Dolphins se han decidio por el hombre que despertó a Aaron Rodgers y le aupó a su actual nivel, o al menos, el gran culpable de ello.

Joe Philbin aterriza en Miami para tomar el mando de los Dolphins
Los Dolphins inician una nueva era al mando de Philbin // Miamidolphins.com

La tercera opción resultó la más viable para el futuro de los Miami Dolphins, en lo deportivo. Joe Philbin, ex Green Bay Packers,  es el nuevo head coach de los Delfines de Miami a partir de 2012.

Pese a que las quinielas otorgaban cierta ventaja a Mike McCoy, el actual coordinador ofensivo de los Denver Broncos, seguido del actual entrenador en jefe, de forma interina, Todd Bowles, que suplió a Sparano tras su destitución, los Dolphins se han decidio por el hombre que despertó a Aaron Rodgers y le aupó a su actual nivel, o al menos, el gran culpable de ello.
 
Pese a la llegada de Philbin, Miami desea contar con los servicios de Bowles, que fue entrevistado por Raiders, para seguir en el puesto que comandaba antes de la desititución de Sparano, como coordinador defensivo.
 
Pese a que no se han hecho oficiales los datos del contrato, varias fuentes indicaron al Miami Herald que selló su estampa por cuatro años. Philbin estaría por llegar a Miami, para ser presentado de forma oficial en una rueda de prensa.
 
Con la llegada de Philbin, muchos se inclinan por ir ahora a por un quarterback franquicia, siendo el suplente de Rodgers, Matt Flynn, quien más ventaja toma para dicho puesto. Pese a ello, muchos aficionados ven en Matt Moore un jugador lo suficientemente considerable para comandar la ofensiva de los Dolphins, al fin y al cabo, fue uno de los grandes culpables de la resurrección final de los Dolphins, junto a Reggie Bush, aunque al final no les sirvió más que para maquillar una temporada para olvidar.