Miami confía a Joe Philbin un futuro incierto al frente de los Dolphins

Joe Philbin, un hombre que vivió en la sombra el éxito de los Green Bay Packers, y el éxito de Aaron Rodgers y su progreso como uno de los mejores quarterbacks de la NFL. Philbin, concienzudo y perfeccionista, fue protagonista este último mes, no por sus dotes como coordinador, si no por el terrible caso de la desaparición y fallecimiento de uno de sus hijos, algo que fue determinante para que tomase el puesto al frente de Miami.

Miami confía a Joe Philbin un futuro incierto al frente de los Dolphins
Comienza The Philbin Era en los Dolphins // Miamidolphins.com

Nuevos vientos soplan por Miami tras la llegada de Joe Philbin para tomar el mando de una franquicia añorante de éxitos, de buenas temporadas, y campañas que los eleven a los olimpos del football

Joe Philbin, un hombre que vivió en la sombra el éxito de los Green Bay Packers, y el éxito de Aaron Rodgers y su progreso como uno de los mejores quarterbacks de la NFL. Philbin, concienzudo y perfeccionista, fue protagonista este último mes, no por sus dotes como coordinador, si no por el terrible caso de la desaparición y fallecimiento de uno de sus hijos, algo que fue determinante para que tomase el puesto al frente de Miami.
 
“Estaba deprimido en muchos frentes diferentes”, señaló Philbin durante el transcurso de su presentación como nuevo entrenador en jefe de los Dolphins.
 
De la misma forma, Joe nunca escondió sus motivos. Fue sincero en todo momento, reconociendo que no supo como proceder al momento de lo sucedido, siendo uno de sus hijos quien lo convenció para aceptar la vacante al frente de los Dolphins.
 
"Más vale que vayas por ese trabajo. Tu hijo Michael hubiera deseado que persiguieras ese trabajo’”, comentó el mister. “Así que ese fue el inicio de cómo me comencé a mover de nuevo”.
 
Miami anunció el pasado viernes la contratación de Joe Philbin, a última hora de la tarde. Con ello, puso fin a un culebrón que tuvo un final a punto de tomar un protagonismo totalmente diferente, cuando Jeff Fisher llegó a Miami para firmar, no llegando al acuerdo en los últimos momentos. Pese a ello, estas semanas de quien más de hablo era de Mike McCoy, coordinador ofensivo de los Denver Broncos, que declinó ser entrevistado por los Raiders, a sabiendas de que el acuerdo con los Dolphins estaba cercano. Pero no fue así. Philbin firmó, tras una búsqueda que el dueño de la franquicia describió como "Concienzuda, inclusiva y totalmente transparente".
 
“Sentimos que Joe Philbin era la persona correcta para encabezar a los Miami Dolphins en este momento”, dijo Ross. “Joe, creo, tiene muchos de los mismos atributos poseía Don Shula, entrenador más exitoso de los Miami Dolphins tenía”.
 
Ross prosiguió: “Joe es un hombre íntegro. Tiene una gran ética de trabajo… uno no puede evitar impresionarse con los logros del pasado de Joe. Lo que hizo con los Green Bay Packers no tiene igual”.
 
Philbin señaló que Miami tendrá un estilo de juego “ de ataque agresivo y veloz”, pero que "no planea copiar el sistema de los Packer". “Hay algunas características de esa ofensiva que traeré aquí”, dijo, “pero no voy a tomar un libro de jugadas, fotocopiarlo y cambiar Green Bay por Miami”.
 
El objetivo de Philbin es regresar a los Dolphins a un Super Bowl y ganarlo, algo que no consiguen desde 1973, único año que lograron la victoria en el Súper Domingo.
 
Algo que se comienza a rumorear en Estados Unidos, es la llegada de Matt Flynn, suplente de Aaron Rodgers, a la franquicia de Florida. Si bien, son por el momento rumores, Philbin no hizo ninguna mención a dichas informaciones, confirmando que trabajará por el bien del equipo sin centrarse en personalidades. Pese a ello, la llegada de Flynn haría salir a uno de los dos quarterbacks, en principio titulares, que poseen los Dolphins. Moore, que rindió a gran nivel al frente de la ofensiva de Miami, o Henne, que sigue en el dique seco debido a una lesión que le apartó a principio de la regular.
 
Las urgencias es lo que ha caracterizado a Miami, que inclusive, con el mejor jugador de la historia de la franquicia: Dan Marino, no fue capaz de alzar un Vince Lombardi. Los años pasan, y Joe Philbin tiene ante si una responsabilidad y aspiraciones ante las que muchos han sucumbido.