CRC y Cisneros vuelven a la élite del rugby nacional

CRC y Cisneros vuelven a la élite del rugby nacional

Los clubes madrileños del CRC y del Complutense Cisneros, solventaron con creces sus eliminatorias de play off de ascenso a División de Honor, y estarán la temporada que viene en la primera categoría del rugby nacional. Por su parte, Helvetia Rugby y Durango, consiguieron ganar sus eliminatorias de permanencia y jugarán otra campaña más en División de Honor B.

Los clubes madrileños, del Complutense Cisneros y del CRC consiguieron imponerse en sus eliminatorias de ascenso a Hernani y Pegamo Bera Bera RT, respectivamente. El equipo colegial hizo valer la ventaja adquirida del partido de ida (23-16) celebrado en el Central de la Complutense unos 15 días y, a pesar de perder por 13 a 7 en Landare Toki, logró un sufrido ascenso a la máxima categoría después de cinco años en la división de plata. Por otro lado, en el caso del CRC, los madrileños pudieron administrar la renta de cuatro puntos lograda en el partido de ida disputado en Anoeta (23-27) y pese a caer por un tanto en el encuentro del pasado fin de semana por 15 a 16, lograron el ascenso que ya rozaron la temporada pasada a la Liga Renfe.

Con ello, los dos equipos guipuzcoanos, Pégamo Bera Bera y Hernani, tendrán ahora una nueva oportunidad para lograr el ascenso a la máxima categoría del rugby, ya que se enfrentarán a doble partido, y el vencedor de la eliminatoria se medirá al último clasificado de la Liga Renfe en la promoción. 

A su vez, en las eliminatorias de descenso en División de Honor B, el Helvetia Rugby permanecerá una temporada más en esta categoría después de conseguir la permanencia en el campo Feixa Llarga de Hospitalet, donde los sevillanos defendían una ventaja de la ida de 11 puntos (20-9) y mantuvieron la distancia por un solo punto (20-10), en donde compitieron con un jugador menos desde el minuto 13, cuando el colegiado expulsó con roja directa al primera línea visitante Coleta. Por tanto, a pesar de las dificultades, los sevillanos de Aguilera mostraron casta y coraje para solventar los problemas y conseguir mantener la distancia de la ida, y quedarse otra campaña más en la categoría de plata del rugby nacional. Junto a esto, el Arquitectura también solventó su eliminatoria contra el Durango, y estará otro año más en División de Honor B.