Francisco Alarcón Suárez, "Isco"

Francisco Alarcón Suárez, "Isco"
La nueva sensación ché.

La cantera valencianista está de enhorabuena esta temporada, sumado a los nombres de Jordi Alba o Paco Alcácer, en estos últimos días habréis escuchado como el nombre de una nueva perla salida de la cantera valenciana ha ocupado las portadas de los numerosos medios deportivos, ya sean escritos o audiovisuales. Este jugador es conocido con el nombre de Isco, diminutivo de su nombre real. En este artículo analizaremos a fondo a esta joven promesa, que ya lleva tiempo sonando bastante tiempo y con fuerza entre las categorías inferiores de España y del fútbol base español. Porque este jugador no es fruto de un día, ni mucho menos de un partido puntual, este chával ya lleva tiempo sonando como una futura estrella, y los equipos que lo han sufrido bien pueden dar cuenta de ello. Os dejo ya con Francisco Alarcón Suárez, más conocido como Isco, que a sus 18 años ya ha sido comparado en su propia casa con el canario y campeón del mundo David Silva, juzguen ustedes.

Nacido el 21 de abril de 1992 en Benalmádena, Málaga. Este talentoso jugador dio sus primeros pasos en el equipo de su pueblo, el Club Atlético Benamiel, donde se empezó a dar a conocer destacando en numerosos torneos a nivel nacional, lo que valió para que numerosos clubes de primer nivel se fijaran en el joven para complementar su cantera. Pero el más adelantado fue el Valencia, los ches se anticiparon a media España y consiguieron hacerse así con uno de los mayores valores de las categorías inferiores del fútbol nacional. Al club mediterráneo llegó en 2006, con 14 años y listo para empezar ya a destacar en la categoría de cadetes. Isco ha ido creciendo poco a poco, los técnicos y el club siempre lo han mimado a sabiendas de su calidad y siempre ha contado con su confianza. Pero no solo en Valencia ha gozado de esa oportunidad, si no que también en las categorías inferiores de la selección nacional, donde ha sido todo un habitual, pasando por todos los combinados desde el sub.16 al sub.19, y es muy posible que pronto pase a ir con los sub.21, aunque de momento es joven y no se le debe adelantar a su formación. Puede que para muchos, el nombre de Isco les empezara a sonar a partir de su partidazo hace un par de semanas ante el Logroñés en Copa del Rey, donde dio todo un recital de fútbol y goles para meterse ya al público valencianista en el bolsillo, sin embargo, yo personalmente lo llevaba siguiendo desde hace algo más de tiempo, concretamente desde que se disputara la Copa de Campeones en categoría juvenil la temporada pasada, donde el Valencia llegó a la final superando duros obstáculos como el Betis o el Depor, pero donde no pudo superar al Madrid. Aun así tuve la suerte de poder seguir ese torneo, y la imagen que me dejó Isco fue una auténtica maravilla, líder indiscutible de su equipo y por encimas de figuras como Paco Alcácer, subcampeón europeo sub.17. Parece que ya empieza a contar para Emery, el cual seguramente lo alternará durante toda la temporada entre el primer equipo y el filial. Sin duda alguna, Isco promete ser un importante jugador para el club en un futuro.

Su forma de jugar bien puede ser catalogada de muy altos quilates. Isco es un centrocampista con una tremenda vocación ofensiva que le hace desenvolverse tanto en la mediapunta como de segundo delantero. Es un jugador en el que destaca su inmensa calidad, capaz de crear fantasía en el terreno de juego con un par de movimientos y de ganar un partido con una sola acción. También hay que destacar su gran visión de juego, especialmente cerca del área, donde su capacidad para habilitar el último pase está enamorando en Valencia. Pero no solo eso, además el chico tiene gol, lo demostró ante su afición en copa con dos auténticos lujos, uno tras un control mágico y el otro al deshacerse de varios defensores. Posee un buen disparo a puerta, le pega muy bien con ambas piernas aunque la buena es la diestra. El físico es uno de los pocos aspectos a mejorar en su juego, es un jugador con delgado y no muy alto, con 1,77 metros de altura. Sin embargo, parece que esto no se le hace mermar para nada en su juego, sino todo lo contrario, no es un jugador que busque el choque o que se beneficie de ellos, sino que sus cualidades son la rapidez, la calidad y la enorme inteligencia de sus movimientos. Veremos como desarrolla su progresión en Valencia, desde luego, apunta a crack.