Leyendas del Calcio: Jurgen Klinsman

Haber disputado 509 partidos, anotando 226 goles hablan por si solo, del gran delantero que fue. Uno de los primeros nombres que se me vienen a la cabeza, cuando recuerdo mis primeras imágenes de fútbol que tengo de mi infancia, es el del gigante alemán.

Leyendas del Calcio: Jurgen Klinsman
El gol siempre irá ligado a la figura del alemán.

Sin duda es uno de los mejores delanteros, que ha dado la historia del fútbol. Tiene el poderoso honor, de haber jugado en 4 de las 5 ligas mas importantes: Alemania, Italia, Francia y Estados Unidos, donde colgó las botas.

Tras empezar su carrera en el Stuttgart, donde permaneció cinco temporadas llegando a convertirse en el máximo goleador de la Bundesliga en su último año en Alemania, le llegó la oferta de emigrar a Italia para fichar por el Inter de Milán.

Sus números en el Stuttgart, donde anotó 75 goles en 156 partidos, le valieron además de para fichar por el Inter, para ser elegido mejor jugador de la Bundesliga y para ser llamado por la selección nacional alemana.

En el Inter, coincidió con dos compatriotas suyos, Andreas Brehme y Lotthar Matthaus, con los que consiguió una Uefa y una Copa de Italia. Su marcha al equipo de Trapattoni, empezó a sustentar las primeras críticas hacia el delantero teutón, que siempre fue considerado un jugador "poco alemán", entre otros motivos, porque era mas partidario del vino que de la cerveza o por sus malas relaciones con la prensa germana.

Además su fama de trotamundos del fútbol, tampoco sentó nada bien en Alemania, que veía como uno de sus mejores jugadores, preferia ir de país en país, en lugar de asentarse en su pátria. Tras cuatro años en Italia, donde anotó 34 goles en 95 partidos, el gusanillo de Klinsman volvió a aparecer y decidió marcharse a probar fortuna a Francia.

En dos años anotó 29 goles en 65 partidos, que le valieron para jugar en una liga mas competitiva como la Premier. El Tottenham fue su destino y aunque fue recibido de manera un poco "fria", allí disputó uno de sus mejores años como jugador, anotando 21 goles en 41 partidos, consiguiendo además el premio a mejor jugador de la temporada en Inglaterra.

Klinsman decidió volver a su país para enrolarse en las filas del Bayern de  Munich, durante dos temporadas, donde volvió a ganar una Uefa y por primera vez un título de liga, algo que siempre había perseguido y que no logró hasta casi el final de su carrera . Con los teutones anotó 31 goles en 65 partidos, que le valieron para quedar tercero en la clasificación de la Fifa en el Balón de Oro.

Sus últimos años, los jugó en la Sampdoria, el Tottenham y el Orange County de América, donde estuvo un año en cada uno de ellos. Pero su gran papel siempre lo dió enfundado con la camiseta nacional, donde es el segundo máximo goleador histórico , empatado con Rudy Voller con 47 goles y solo superado por Muller.

Fue pieza clave de la seleccion que ganó el Mundial de Italia 90 y que en el 96 se alzó con la Eurocopa de Inglaterra. Klinsman destacaba por su facilidad para ver puerta, su rapidez a la hora de ejecutar y la de preparar el remate, sus grandes arrancadass, que le permitian ser mas rápido que nadie ( era capaz de correr 100 metros en 11 segundos).

Excelente en el juego áereo y luchador como buen alemán, sin duda estamos hablando de uno de los mejores delanteros que ha dado la historia del fútbol. Su remate y su disparo con ambas piernas, resultaba como un puñal por la espalda. No te decidía partidos por sus regates, pero siempre conseguía llegar donde nadie mas lo hacia. Es Jurgen Klinsman, el bombardero trotamundos.