Leyendas del Calcio: Giuseppe Signori

Leyendas del Calcio: Giuseppe Signori

A pesar de no haber jugado en un grande, Signori se encuentra incluido, en la séptima posición de los mejores goleadores en la história del Calcio, con 188 goles durante toda su carrera, en una lista, en la que figuran leyendas como Baggio, Batistuta o Del Piero.

Su mayor handicap, fue que jamás pudo vestir la camiseta de un equipo grande, lo que le da todavía mas mérito a sus registros goleadores, que siempre dejó allá donde fue.

Beppe sufrió como muchos otros grandes jugadores que luego pasarían a la história, el rechazo de "un grande por ser demasiado pequeño". Su corta estatura (1'71 metros) le impidió poder enfundarse la camiseta del Inter, que luego acabaria pagando sus centimetros depedradores en sus enfrentamientos.

Signori, empezó jugando en el Albino Leffe y en el Foggia, donde acabó ascendiendo de la mano de Zeman, formando una dupla de ataque demoledora, con Francesco Baiano. Juntos anotaron en una temporada 33 goles, lo que le valió para hacer las maletas rumbo al Lazio.

En Roma, vivió sus mejores años. Permaneció seis temporadas, en las que consiguió tres títulos de capocanonieri de la Serie A, promediando cada temporada unos 24 goles. A pesar de no conseguir ningún título con el club romano, se convirtió en uno de los ídolos de la hinchada celeste y eso que tenía que compartir delantera, con jugadores como Casiraghi, Boksic o Mancini.

Pero la llegada de Eriksson en el 98, acabó prociciando su salida del Lazio. Se marchó a la Sampdoria, donde no consiguió aclimatarse. Por eso decidió nuevamente coger sus bártulos y probar experiéncia en el Bologna, donde se ganó muy rapidamente el cariño y la admiración de sus seguidores, con unos números impecables: 67 goles en 143 partidos.

Sus últimos años como profesional  los jugó en Grecia y Hungria, donde siguió dejando sus goles en el año que probó en cada uno de ellos. Con la selección italiana, disputó el Mundial de Usa 94, aunque no gozó de mucho protagonismo.

Su etapa coincidió con una de las mejores épocas en cuanto a delanteros en el país de la Bota y siempre quedó relegado a un segundo plano, por la estancia de jugadores como Vialli, Baggio o Casiraghi, que siempre fueron preferidos por Cesare Maldini o Arrigo Sacchi en la selección, aun así, con la "maglia azzurra", también dejó su sello, con 8 goles en 27 partidos.

Signori, destacaba por su velocidad y aceleración con el balón controlado, por esa zurda que siempre colocaba el balón donde quería y por esos penaltis, que siempre ejecutaba sin carrerilla. Estamos hablando de uno de los mejores delanteros que ha dado la historia del Calcio y que por haber militado en equipos menores, no ha obtenido el reconocimiento mediático, que merecía un jugador de su calidad.

Sus maravillosos goles siempre tendrán un hueco en el salón de la fama italiano. Fue Beppe Signori, el "pequeño gran goleador, al que no se le podía dejar espacios, porque sino te la liaba. Las defensas ya pueden estar tranquilas desde su marcha en 2006.