Audi lleva a cabo la adquisición de Ducati

La marca germana adquiere a la fabricante italiana por una cantidad de 860 millones de euros. Después de disponer de varias ofertas, Audi será la nueva propietaria de Ducati.

Audi lleva a cabo la adquisición de Ducati
Audi lleva a cabo la adquisición de Ducati

Después de algunos meses de rumores, la marca alemana de automóviles Audi ha adquirido finalmente Ducati por un precio de 860 millones de euros. La empresa teutona, que pertenece al Grupo Volkswagen, se hace así con la marca italiana, hasta ahora propiedad de Investindustrial, una sociedad en la que sus mayores accionistas son la familia Bonomi.

De los 860 millones de euros que pagará Audi, poco menos de 200 estarán incluidos para pagar la deuda de la marca italiana. Así por lo tanto, la compra por parte de Audi permite a la casa alemana expandirse al mundo de las dos ruedas y a Ducati conseguir la internacionalización que aportará un mayor crecimiento a la casa de Borgo Panigale.

El Grupo Volkswagen no es nuevo en este tipo de compras a marcas italianas, ya que es propietaria también de la marca de automóviles Lamborghini, aportando resultados positivos a la corporación italiana desde tal adquisición.

Varios posibles compradores

Durante este proceso de venta, varios nombres han sonado para hacerse con la adquisición de Ducati además de Audi: BMW, Mercedes-Benz (que llegó a estar muy bien situado para la compra de Ducati) y la marca india Mahindra (que realizó su desembarco el pasado año en el Mundial de motociclismo de 125cc, actual Moto3, y cuyos resultados en competición han sido nefastos hasta el momento) han formado parte de la lista de posibles compradores de Ducati.

Finalmente, la marca de los cuatro aros ha dado el paso definitivo para hacerse con Ducati por 860 millones de euros, aunque en los primeros momentos del proceso de venta, la familia Bonomi tasó en cerca de 1.000 millones de euros (el triple de la cantidad por la cual se hicieron con Ducati) el precio de la venta. No obstante, pese a ser de 860 millones, la oferta de Audi ha sido la más formal y será la elegida para llevarse a cabo.

Aportación para la competición

La idea de que la compra de Audi pueda aportar en estos momentos detalles positivos a las motos de competición de Ducati es algo descabellado. No obstante, en el futuro aunar la potencia de la Ducati con la eficiencia alemana de una marca como Audi podría ser un gran recurso. Pero más allá de hipótesis, lo que realmente parece más factible es que con esta compra, Audi podría realizar una inyección económica (además de pagar la deuda que en estos momentos tiene la marca italiana) que situaría en ese caso a Ducati cerca de los recursos de fábricas como Honda y Yamaha de cara al Mundial de MotoGP, además de mejorar el desarrollo de Ducati en el Mundial de Superbikes, donde a partir de 2011 puso fin a su equipo oficial, aunque sin embargo se cosecharon grandes resultados certificados con el título de Carlos Checa.

Por el momento, en el apartado de competición será difícil saber qué puede aportar esta adquisición, algo que podremos comprobar con el paso del tiempo. Lo que ya es cierto (a falta sólo del comunicado oficial por ambas partes) es que Audi es la nueva propietaria de Ducati.