Exclusiva. Toni Elías: “Quiero volver a ganar”

Toni Elías regresa a Moto2, la categoría que lo vio proclamarse campeón del mundo en 2010. Tras un año para olvidar en MotoGP, el piloto de Manresa vuelve a la categoría intermedia con ganas de demostrar que su historia en las dos ruedas no se ha terminado. Hablamos con él sobre sus expectativas para la temporada 2012, repasamos su larga trayectoria profesional y conocemos a un Toni cercano, alegre y, sobre todo, luchador.

Exclusiva. Toni Elías: “Quiero volver a ganar”
Exclusiva. Toni Elías: “Quiero volver a ganar”

Toni Elías (Manresa, 1983) es de los que no tiran la toalla. No se rinde. Pelea, cada día, en cada curva, por volver a estar en lo más alto. Y lo está consiguiendo. Vuelve a Moto2 de la mano del Aspar Team, un equipo de garantías. Después de once temporadas completas en el Mundial de Motociclismo, Elías tiene la misma ambición que un recién llegado. Su perseverancia es infinita. Y el optimismo lo acompaña en cada entrenamiento de pretemporada.

El piloto del Aspar Team atendió a VAVEL en los test oficiales de Valencia, celebrados la semana pasada. En el camión de su equipo, después de dar órdenes a los técnicos de Alpinestars para que le ajustaran el mono, hablamos con él. Y nos encontramos con un Toni Elías ambicioso. Sabe que, exprimiendo al máximo su Suter, podrá estar delante. Prefiere ir paso a paso, sin prisas. “Obsesionarse no es bueno”, reconoce. Pero no puede ocultar su ilusión por formar parte de un proyecto que se antoja exitoso. Toni Elías quiere volver a ganar.

Moto2, una categoría especial

A Toni Elías, la categoría intermedia le trae buenos recuerdos. En 2010, las motos de 250cc dejaron paso a las nuevas Moto2. El cambio, que no convencía a muchos, le vino bien a Toni. En el primer año de la nueva categoría, Elías se llevo el título. Con siete victorias, el piloto de Manresa terminó el año primero, con una ventaja de 70 puntos sobre el segundo clasificado, Julián Simón.

Cuando aún faltaban tres pruebas para que terminara el campeonato, Toni Elías se proclamó matemáticamente primer campeón de la historia de Moto2. Pero no fue fácil. Abandonar MotoGP para bajar a la categoría intermedia fue una decisión compleja. “Fue un paso atrás para dar dos hacia adelante”. En cambio, la jugada salió bien.

“Fue el momento más dulce”, dice Toni recordando su temporada 2010. Dulce porque a Toni Elías se le resistía ser campeón del mundo. “Sí, es algo que me faltaba por conseguir. Apareció la oportunidad y la aproveché. ¡Y fue lo máximo!”, reconoce satisfecho.

Con el título de Moto2 bajo el brazo, el salto definitivo a MotoGP debía ser digno de un campeón. Ascender a la máxima categoría siendo el mejor del mundo en su antecesora supone una motivación extra para cualquier piloto. Pero el juego de fichajes para la temporada 2011 redujo las posibilidades. Toni Elías vio condicionadas sus opciones a la elección de otros pilotos. Y al final, la balanza se decantó hacia un equipo satélite, el LCR Honda.

2011: “El peor año de mi carrera”

El pasado más reciente en la trayectoria deportiva de Toni Elías es, precisamente, su temporada pasada en MotoGP. El objetivo inicial de conseguir buenos resultados, aún con una Honda satélite, se esfumaba a medida que la temporada avanzaba. “Paciencia. Necesitamos tiempo”, decía Toni en la primera carrera de la temporada 2011. Allí no pudo terminar.

Los dos octavos puestos conseguidos en Gran Bretaña y Australia fueron sus mejores resultado en una temporada para olvidar. Las tensiones entre Toni Elías y su equipo, el LCR Honda, provocaron que el ambiente en el box no fuera el adecuado para trabajar. Conseguir buenas posiciones se volvía difícil por la latente falta de comunicación, denunciada por Toni en varias ocasiones. Y los ultimátums de Lucio Cecchinello al piloto tampoco favorecían que la situación mejorara.

"Me costó mucho entender que las cosas no salieran como yo quería”

Lo cierto es que las expectativas eran altas. Y no se cumplieron. Para Toni Elías fue el peor año de su carrera. “Fue una temporada desastrosa”, admite. “Viniendo de ganar el mundial en Moto2, esperaba mucho. Estaba en mi mejor momento, muy motivado y creyendo en mí, y me costó mucho entender que las cosas no salieran como yo quería”

Aunque vive el presente con ilusión, Toni Elías tiene una espina clavada. “Ahora ya lo tengo aparcado. Hay cosas que me gustaría decir, porque tengo mi opinión personal, pero no puedo. Ya hablé, demasiado, en su día”, recuerda.

Pero Toni Elías no tiene rencor y siempre intenta buscar el lado positivo. “Aprendí mucho. Como se suele decir, lo que no te mata te hace más fuerte”. Y sí, ha salido reforzado de su temporada 2011. Cree en él. Y sabe que es un piloto rápido, muy rápido. “A partir de la segunda temporada en MotoGP conseguí podios todos los años”. Y victorias. “Claro, un tío que un día pudo ganar a Valentino...¡algo quiere decir!”, comenta entre risas.

“El objetivo para 2012 es volver a ganar”

Olvidado ese capítulo, Toni Elías quiere pasar página. Y la mejor manera de hacerlo es centrarse en la nueva temporada. La posibilidad de ser el primer bicampeón de Moto2 de la historia es el objetivo para 2012. “Viniendo de ganar en 2010, me gustaría volver a ganar. Pero no debemos obsesionarnos con ello. Prefiero ir despacio, de momento, paso a paso y carrera a carrera”.

Toni Elías tenía muchas ofertas para la temporada 2012. ¿Por qué, al final, te decidiste por el Aspar Team de Moto2?, le preguntamos. “Sí, teníamos muchas ofertas de Superbikes, de CRT y de otros equipos de Moto2. Lo más importante es mantenerse en este campeonato, así que descartamos las ofertas para correr en Superbikes. Por otra parte, no tengo ganas de verme en posiciones atrasadas. Así que la opción de CRT tampoco nos convencía. Por último, Moto2 me transmitía ganas de volver a disfrutar. No quiero pelear por estar entre los diez primeros. Yo quiero ganar”, sentencia el piloto.

Para ganar, hacer una buena pretemporada es clave. “Estamos mejorando la moto en cada entrenamiento. Necesito adaptarme a la Suter y que ella se adapte a mí para poder llegar a la primera carrera siendo competitivos”. Los test de Valencia fueron positivos para el piloto del Aspar Team. “Estamos en el camino adecuado y cada día mejoramos y rodamos más rápido”. Hoy empiezan los test en Jerez y Toni espera continuar con la progresión. “Tenemos los problemas detectados y lo único que tenemos que hacer es seguir trabajando”.

Los test de pretemporada son esenciales para llegar a Qatar, el próximo mes de abril, en buen estado. La temporada es larga y Toni Elías sabe que Moto2 es una categoría difícil. “Moto2 tiene mucha igualdad mecánica, porque los motores y los neumáticos son los mismos para todos. Así es muy difícil porque las diferencias entre los pilotos son escasas”.

 "Moto2 me transmitía ganas de volver a disfrutar". 

Toni no lo tendrá fácil para reconquistar el título de Moto2. Y, en plena pretemporada, ya intenta averiguar quiénes serán sus rivales. “Según mis cálculos, puede que haya hasta ocho pilotos luchando por ganar el campeonato”. El primero que nombra es Marc Márquez, quien no ha podido iniciar todavía la temporada por su lesión en el ojo derecho. “Pero no está solo Marc. Iannone y Simón también van a pelear. Los conozco bien, porque ya luché con ellos en 2010 y van a ser muy competitivos. A Thomas Luthi, muy constante siempre, a Pol Espargaró, a Scott Redding y a Mika Kallio también los tengo en cuenta”. Falta uno. “Y, sobre todo, tengo muy presente a Alex de Angelis. Tiene una moto fuerte y sé que es un piloto muy duro, porque tiene experiencia en MotoGP, donde compartí una temporada con él”.

Otro de los rivales a tener en cuenta será Nico Terol, su propio compañero de box en el Aspar Team. El piloto de Alcoy viene de ganar el título en 125cc. “Se merecía ganar el campeonato, porque llevaba tiempo peleándolo. Estuve muy contento por él. Siempre nos hemos llevado muy bien y, ahora que somos compañeros de equipo, espero mantener ese buen rollo”.

La historia continúa

La explosión de Toni Elías se produjo en la temporada 2001. Ese año consiguió su primer podio (Francia) y, unas carreras después, su primera victoria (Holanda) en 125cc. En su segunda participación completa en un campeonato del mundo, consiguió terminar tercero en la clasificación general. “Ese año fue maravilloso. Era el primer año que tenía una buena moto y un buen equipo. Tuve algunos problemas en las primeras carreras, pero el podio de Le Mans me dio una confianza tremenda para seguir. Luchamos por el campeonato y ese año despegué como piloto”, recuerda.

El año siguiente, en 2002., fichó por el Aspar Team con quien se mantuvo durante el 2003. “El primer año con Aspar fue de aprendizaje y en el segundo fuimos a por el título. Luchamos por el mundial pero fallé en la carrera de Brasil. Aquella vez no pudimos ganar y ahora tenemos la oportunidad de volver a intentarlo.

"Hay veces en las que salir de situaciones difíciles sin ayuda hace que te sientas impotente".

Su salto a MotoGP fue precipitado. “Mi patrocinador en ese momento, Fortuna, decidió que estaba preparado para dar el salto. Yo pensé que era demasiado pronto, pero es difícil rechazar una oportunidad así”, reconoce. Desde ese momento, en 2005, el periplo de Toni Elías por MotoGP siempre ha estado ligado a equipos satélites. Su losa ha sido no contar nunca con una moto competitiva. “Nunca he tenido la oportunidad de estar en un equipo oficial. Es muy difícil ser constante cuando no tienes un buen material”. A pesar de todo, Toni Elías ha conseguido buenos resultados. “Lo más positivo es que he podido ganar carreras en todas las categorías por las que he pasado y, en MotoGP, he hecho podios todas las temporadas”.

¿Alguna vez te has planteado abandonar?, preguntamos. “Sí, claro. Hay veces en las que salir de situaciones difíciles sin ayuda hace que te sientas impotente. Si eso se acumula, año tras año, llega un momento en el que piensas que lo mejor es tirar la toalla”. Nos extrañamos al oír a Toni Elías, un luchador, decir eso. “Pero esto cada vez me ocurre menos, porque estoy más preparado psicológicamente”, matiza. “No porque un año salga mal se tiene que terminar todo”.

“Nunca he tenido la oportunidad de estar en un equipo oficial". 

Toni Elías vive por y para las motos. “Después de los momentos delicados siempre me pregunto, a mí mismo, qué es lo que más me gusta. Y la respuesta siempre es la misma. Correr me hace feliz. Es lo que me hace tirar adelante. Disfruto con ello. Lo paso mal muchas veces, pero cuando llega la recompensa la satisfacción es máxima”.

La historia de Toni Elías no ha sido fácil. “¡Pero mi historia no se ha terminado aún!”, exclama. “Ahora el objetivo es intentar ganar este año y en el futuro, volver a MotoGP con una moto oficial”. Sabe que los resultados no llegan de la nada y entiende que solo los puede conseguir con mucho trabajo. Y hasta que no lo haga no parará. “Soy muy tozudo. Cuando creo en algo no veo nada más. Es una virtud, pero a veces se vuelve en mi contra, porque me encego demasiado. Me gusta trabajar para conseguir mis objetivos y es lo que me hace funcionar. No me doy por vencido, nunca decaigo y soy muy trabajador”, afirma definiéndose a sí mismo.

Un chico normal querido por todos

Toni Elías es un chico normal de 29 años. En el poco tiempo libre que le queda después de los entrenamientos variados, le gusta estar con sus amigos y con la familia, conectarse a Internet y escuchar música. En definitiva, lo que nos gusta a todos.

Esa normalidad es la que hace que Elías sea uno de los pilotos más queridos por la afición. “Es precioso sentir que la gente te quiere. Lo siento así porque la afición me lo demuestra. Por la educación que recibido, no me cuesta ser simpático. Intento siempre sonreír y estar con los pies en el suelo. No me gusta ser prepotente. Es comprensible que, en nuestro trabajo, estemos a veces este cabreados. Pero me gusta devolverle a la gente el cariño que me dan. Es muy bonito”, afirma.

Toni Elías es tan querido que menos de dos meses en Twitter ya tiene cerca de 6500 seguidores. “¡Y no estaba muy convencido de meterme en Twitter!”, reconoce entre risas. “Los fans me lo pedían mucho y al final me convenció Carlos Checa, con quien me une una gran amistad. Pensé que si Carlos podía, yo también. Y el resultado ha sido sorprendente, porque en poco tiempo ha crecido mucho”, señala el piloto de Manresa.

"En MotoGP Ganará Stoner"

Terminamos de esta manera nuestra charla con Toni Elías. Pero no podíamos despedirnos sin pedirle un pronóstico para la temporada. “En MotoGP ganará Stoner”, dice sin dudar. “En Moto3, me gustaría que ganara un compañero del Aspar Team o algún piloto español, como Viñales”. ¿Y en Moto2? “¡En Moto2 voy a ganar yo!”, pronostica entre carcajadas. Solo el tiempo nos dirá si Toni Elías, el piloto de la eterna sonrisa, está en lo cierto.