Así es el Rally Acrópolis 2012

A partir de mañana, con la disputa del shakedown oficial del rally, se pone en marcha una de las pruebas más emblemáticas del Campeonato del Mundo de Rallyes. En esta ocasión, los pilotos deberán trasladarse hasta Grecia, donde afrontarán una de las pruebas más exigentes del mundial.

Así es el Rally Acrópolis 2012
Así es el Rally Acrópolis 2012

Así, como que no quiere la cosa, el Campeonato del Mundo del Rallyes se acerca a su ecuador. En concreto, el Rally Acrópolis que mañana comienza en el país heleno es la sexta de las trece pruebas puntuables que se disputarán este año. La tierra no nos abandona, y llegamos con un campeonato bastante definido, ya que tras sus victoria en Argentina, Loeb lidera la clasificación general con un total de 90 puntos. Eso sí, el francés no puede descuidarse, pues Petter Solberg se está mostrando como su único rival por la victoria final, y está a tan solo 20 puntos (hay que tener en cuenta que el ganador de cada rally se lleva 25). Tras ellos, con 68 puntos, Hirvonen y Ostberg. Pocos contaban con el noruego, pero de momento se está mostrando como el  piloto más regular y no está cometiendo ningún fallo.

Llegamos a uno de los pocos rallyes donde Sebastien Loeb no se siente del todo cómodo, ya que “sólo” ha sumado la victoria final en dos ocasiones. El último vencedor es su compatriota Sebastien Ogier, que disputará la prueba griega a los mandos de un Skoda Fabia S2000 del equipo oficial Volkswagen, por lo que no tendrá un coche para ganar.

Dani Sordo, ausente

Nuevamente los problemas económicos y las dificultades de Prodrive para competir con garantías en el Mundial, dan al traste con las opciones de Dani Sordo de estar en una emblemática prueba como el Rally Acrópolis. El equipo de David Richards ha optado por acudir a Nueva Zelanda, según ellos “porque es un rally que se adapta mejor a las condiciones del Mini John Cooper Works”. Así pues, deberemos esperar casi un mes, hasta el 22 de junio, para ver en acción a Dani Sordo a los mandos del Mini WRC, pues no hay que olvidar que hace dos semanas estuvo presente en el Rally de Córcega del IRC con el S2000 y se llevó la victoria final.

Una de las posibilidades que, según la rumorología, era viable, era su presencia pilotando un Ford Fiesta WRC del equipo oficial, toda vez que ya lo hizo en Argentina con un gran resultado final, pese a su abandono justo antes del inicio de la Power Stage, cuando marchaba tercero en el primer rally con ese coche. Finalmente, tras la recuperación de la fractura de clavícula que sufrió Jari-Matti Latalva, será el piloto finlandés quien pilote el Fiesta en el Acrópolis.

José Antonio “Cohete” Suárez, en la Academy

Ante la ausencia de Dani Sordo, la participación española se limita a la presencia del asturiano José Manuel Suárez en la WRC Academy. “Cohete”, con su habitual copolioto Cándido Carrera,  luchará con otros once pilotos por la victoria final en el certamen formativo a los mandos de los Ford Fiesta R2. Será su primera participación en el Acrópolis, una prueba a la que acudirá a adquirir toda la experiencia que sea posible.

Por otro lado, el piloto canario Yeray Lemes ya comunicó hace unas fechas su renuncia a participar en la WRC Academy por su falta de apoyo. Además, en la categoría de producción habrá otro español, Borja Rozada, que copilotará al mexicano Benito Guerra a los mandos del Mitsubishi Lancer EVO X.

Rally Acrópolis 2012

Uno de los rallyes más complicados del Mundial. Todos los pilotos coinciden en calificar así al rally griego, conocido también como “El Rally de los Dioses”, donde los pilotos deberán sufrir tanto por la dificultad de sus tramos como por lo extremado de su climatología, donde el calor reinante llevará su resistencia física al extremo. En cuanto al recorrido, será muy parecido al del año pasado, pero aumentará en su longitud. La base del rally estará en Loutraki, donde se realizará la asistencia.

El rally comienza en la jornada del jueves con la disputa del Shakedown, que tiene las funciones de tramo clasificatorio y que determinará cómo saldrán los pilotos en el primero de los tramos clasificatorios. Posteriormente, se dará la salida oficial al rally en Atenas, frente al famoso Zappeion. Tras esto, el propio jueves si disputará un primer tramo de 25 kilómetros de duración denominado Kineta. La salida del primer coche se realizará a las 18:28 horas.

El viernes se dividirá en tres bucles diferentes. El primero de ellos compuesto de tres tramos como son Aghia Marina (13,80 kilómetros), Thiva (23,60 kilómetros) y Elikonas (19,89 kilómetros) se inicia a las 6:53 de la mañana. El segundo bucle empezará a las 12:25 horas y constará de tan sólo dos tramos, como el de Bauxites (23,17 kilómetros) y el de Drossohori (22 kilómetros). Tras una para la asistencia y que los pilotos tenga tiempo para comer, a las 15:22 horas se iniciará el último bucle del día, que constará de las segundas pasadas por los tramos de Bauxites, Elikonas y Thives.

El sábado se iniciará a las 8:38 horas con el primer bucle de la mañana. Dicho bucle constará de tres tramos, una pasada por cada uno. En concreto por las especiales de Klenia Mycenae (17,41 kilómetros), Ghymno (17,61 kilómetros), Kefalar¡ (18,41 kilómetros) y Ziria (21,36 kilómetros). Tras un nuevo paso por el parque de asistencia de Loutraki, los pilotos repetirán, a partir de las 15:18, una nueva pasada por el bucle de la mañana.

Definitivamente, y si no lo ha hecho ya, el rally se decidirá el domingo con la disputa de cinco tramos cronometrados divididos en dos secciones. Los dos primeros tramos se iniciarán a las 9:14 horas, y serán los de Aghii Teodori de 19,42 kilómetros, y el de New Pissia de 11,37 kilómetros. Tras un nuevo paso por la asistencia, y a partir de las 11:57 horas, se repetirá la sección de la mañana. Para finalizar el rally, a las 14:11 horas, se disputará la Power Stage, sobre un recorrido total de 3,97 kilómetros, y denominada New Loutraki.

Se trata de un total de 22 tramos hasta completar un total de 409,47 kilómetros cronometrados. Las principales características de las especiales helenas vienen marcadas por la fuerte climatología imperante, donde el calor excesivo puede afecta mucho tanto a pilotos como a las mecánicas. Se trata de un rally muy complejo, dadas las diferencias que se establecen entre unos tramos y otros. Por ejemplo, es habitual encontrar tramos con un firme perfectamente liso y compactado donde los coches apenas botan y las suspensiones no sufren en exceso. Sin embargo, y la gran trampa de este rally, está en otros tramos donde las piedras sueltas y los caminos completamente rotos convierten a la prueba en una de las más duras del rally para las suspensiones. Además, la elección de neumáticos será fundamental, ya que si el calor es muy alto, los neumáticos pueden sufrir una mayor degradación, que sumado a la cantidad de piedras sueltas marcarán el resultado final de la prueba.