Loeb lidera un Acrópolis ajustado

El francés de Citroën lidera con un margen de 6’6 segundos sobre Latvala y 18’8 sobre Solberg después de los 9 de la primera jornada del rally griego.

Loeb lidera un Acrópolis ajustado
Loeb, a los mandos del Citroën DS3 WRC, deberá abrir pista el sábado con sólo 6'6 segundos de margen. Foto: best-of-rallylive.com

La primera jornada del rally Acrópolis contaba con 9 tramos, uno de ellos avanzado al jueves noche, después del shakedown y el tramo de clasificación. Los ocho restantes se recorrían el viernes.

El tramo adelantado el jueves, Kineta, de 25,24 kilómetros, dejaba a Latvala como primer líder del rally. El finlandés de Ford batía por 2’8 segundos a Loeb y por 7’1 a Hirvonen. Cuarto terminaba Ostberg, a 13’7, mientras que el ganador del tramo de clasificación, Petter Solberg, acababa quinto cediendo 14’6 segundos.

Viernes ya, los pilotos empezaban la primera sección con el tramo de Aghia Marina, de 13,8 kilómetros. Latvala volvería a ser el más rápido en recorrerlo, mejorando en sólo 4 décimas a Loeb. Tercero sería Solberg, a 2’7, mientras que Hirvonen lo hacía cuarto a 3’3.

El segundo tramo, la primera vez que se pasaba por Thiva, de 23,6 kilómetros, sería de nuevo para Latvala, pero con un tiempo más ajustado que el anterior, sólo una décima mejor que Loeb y dos mejor que Solberg. Un poco más atrás, a 3’9 segundos, Hirvonen, en cuarta posición.

El tercer tramo, para terminar la primera sección del día, se trataba de la primera pasada por Elikonas, de 19,89 kilómetros, que tendría de nuevo un Ford marcando el mejor crono. Pero esta vez sería el de Solberg. La segunda posición la compartiría los dos Citroën oficiales, que marcaban un crono 9’7 segundos más lento que el del noruego. Mientras, Latvala terminaba cuarto a 14’2 segundos, cediendo de esta manera la primera posición en la general en beneficio de Loeb.

La segunda sección de la jornada empezaba con la primera pasada por la especial de Bauxites, de 23,17 kilómetros. El scratch en esta ocasión sería para Hirvonen, consiguiendo el primero del rally para la marca gala. Segundo, a 1’1 terminaba su compañero de quipo, Loeb. Los Ford oficiales terminaban tercero y cuarto, Solberg  a 5’3 y Latvala a 5’6.

El último tramo de la segunda sección era Drossohori, de 22 kilómetros. Loeb sería el más rápido en recorrerlo, mejorando en 3’4 segundos al joven belga de Citroën, Thierry Neuville. La tercera marca sería para Latvala, 4’4 segundos más lento y la cuarta para Hirvonen, a 5’1. Solberg, por su parte, llegaba quinto con una rueda trasera pinchada, cediendo 8’1 segundos en meta y perdiendo, así, la tercera plaza de la general en pro de Hirvonen.

De esta forma, se llegaba a los tres tramos que conformaban la tercera sección de la jornada. El primero de ellos se trataba de la repetición de Bauxites, en cual Latvala volvería a marcar el scratch. Segundo, por sólo 7 décimas, sería Loeb, mientras que tercero a 3’5 terminaba Solberg. El segundo espada de Citroën, Mikko Hirvonen, marcaba el cuarto mejor crono, 4’3 segundos peor que su compatriota.

El segundo tramo sería la repetición de la especial de Elikonas. Al igual que en la primera pasada, Solberg sería el más rápido en recorrer los casi 20 kilómetros de pista de roca y tierra. La segunda marca, 2 décimas peor que la de Solberg, sería la de Loeb. La tercera sería para Latvala, mientras que la cuarta, a 8’8 segundos, para Hirvonen.

El último tramo de la sección y de la jornada sería la segunda pasada por la especial de Thiva, en la cual Latvala sería otra vez el más rápido. Solberg marcaba el segundo mejor crono, a 2’1 de su compañero de equipo, mientras que el tercero sería para Loeb, a 3’7. Más atrás, a 26’2 segundos, Hirvonen conseguía la quinta mejor marca después de haber pinchado.

Así, después de los primeros 9 tramos por tierras helenas, Loeb marcha líder con un margen de 6’5 segundos sobre Latvala, 17’7 sobre Solberg y 49’7 sobre Hirvonen.

Para la segunda jornada, los pilotos deberán recorrer ocho especiales, cuatro tramos que se repetirán por la tarde, completando un total de casi 150 kilómetros contra el reloj.