The Bright: La elegancia viene del norte

La elegancia folk en España ya tiene nombre propio: The Bright. Este dúo de músicos leoneses estuvieron el otro día en Madrid para traernos la reminiscencia de esa elegancia sobria, clásica, del folk-rock.

The Bright: La elegancia viene del norte
Foto promocional

The Bright poseen ese toque de nostalgia de los grandes grupos de country, la sutil melancolía de los cantantes de folk americanos, mezclados con la dulzura de la voz de Miryam al son del rock más tradicional. Cualquier tema de su primer disco, Soundtrack for a winter’s tale, nos transmite miles de matices que hacen que esta banda tenga una riqueza musical inmensa.

El pasado viernes, 16 de marzo, tuvimos la oportunidad de comprobar cómo son Aníbal Sánchez y Miryam Gutiérrez en directo, de los que ya os hemos hablado en VAVEL, en la sala Siroco de Madrid. A las 22 horas el local sala estaba casi llena, repleta de caras, entre expectantes y curiosas, que esperaban la aparición de The Bright en el escenario. Pero antes de que eso ocurriera pudimos ver cómo Aníbal se paseaba por el local, saludando a quienes quisieran charlar con él.

Cuando daban las 22.30, Miryam y Aníbal hicieron su aparición conjunta en el escenario para ofrecernos más de una hora de buena música en directo y demostrar que esto tan solo es el comienzo. Junto a ellos estaba a la batería Juan Marigorta, productor de su disco y fotógrafo del grupo.

La música de los leoneses gana fuerza y potencia en el escenario, gracias en parte a la habilidad innata de Aníbal con la guitarra, de la que arranca unos perfectos riffs en canciones como su primer single, Your Private Garden. Esa potencia que el grupo imprime a las guitarras hace que las cabezas de los asistentes se eleven para poder verlos, y que los pies más reticentes comiencen a moverse, en una comunión total entre buena música y elegancia. La fuerza y la pasión que transmite Myriam a la guitarra acústica hacen que cualquiera se contagie y no pueda detener ese movimiento oscilante que le invade, de derecha e izquierda.

El público, algo reticente al principio, rompió su coraza y comenzó a dejarse llevar totalmente cuando The Bright interpretaron su primera versión de la noche, Thunder on the mountain, del maestro Dylan. Una magnífica reinterpretación del tema, que se hace grande en la voz de Miryam. Coffe & Wine y Odd Towns siguieron animando el ambiente, y la mandolina de Aníbal trajo el punto de inflexión con Waving Flag. Porque si por algo destacan The Bright es por el uso de instrumentos de cuerda variados, desde la clásica guitarra eléctrica, el violín o la mandolina hasta un instrumento hecho con una caja de puros (sí, eso nos explicó Aníbal).

Otra curiosa versión del dúo fue el himno country norteamericano, The Ring of Fire,  popularizada por Johnny Cash. Curiosa versión la de The Bright, y grata sorpresa la de muchos asistentes al escucharla de un grupo español. Si un adjetivo califica a este grupo, aparte de elegantes, es sorprendentes. Sorprenden con el acierto a la hora de elegir sus versiones, y sorprenden con la naturalidad con la que lo hacen, como si fueran totalmente suyas.

Con la llegada de They’ll go away, en la que los leoneses imprimieron toda su fuerza, se acercaba el zenit del concierto. Para poner el broche final, Aníbal y Miryam se atrevieron con una versión de Led Zeppelin, Bron Y-Aur Stomp, de su álbum III, que interpretaron con maestría y que terminó de encandilar al público de Siroco, que ya estaba a esas alturas dando palmas al son de la música totalmente entregado.

En definitiva, un concierto que deja muy buen sabor de boca, y una lección de estilo y buena música la de estos leoneses. Y es que todo lo que tocan esta pareja de músicos parece tornarse en pura elegancia, una reminiscencia de esa elegancia fría, sobria, clásica, que viene del norte y que trae sonidos folk.