Vetusta Morla, Amaral y Lori Meyers triunfan en los Premios Rolling Stone

Anoche tuvo lugar la III Edición de la entrega de Premios de la revista Rolling Stone en la sala Pachá de Madrid. Muchos fueron los invitados, pero solo unos pocos los premiados, entre ellos los madrileños Vetusta Morla, Amaral, Lori Meyers, Loquillo o Miss Caffeina. Los premios también reconocen la trayectoria musical y la solidaridad.

Vetusta Morla, Amaral y Lori Meyers triunfan en los Premios Rolling Stone
Foto: Rolling Stone

Anoche se celebró, con una gran fiesta en la sala madrileña Pachá, la III Edición de los Premios Rolling Stone que otorga la famosa revista. A este evento asistieron gran parte de los músicos más relevantes del panorama musical español, aunque ni mucho menos todos. Tras ver el reparto de premios, podemos afirmar que los más favorecidos han sido los madrileños Vetusta Morla, ganadores del Premio al Disco del Año, por su trabajo Mapas, y al Grupo del Año.

La decisión de quién debía ganar cada categoría de premios se ha tomado gracias a las votaciones por email de los lectores, que eligen, en muchas de las categorías, quién es su candidato favorito. Fueron los lectores los que decidieron, por tanto, que Miss Caffeina se llevase el Premio Mejor Grupo Emergente o que Amaral se alzase con la estatuilla a la Mejor Canción por Hacia lo Salvaje, incluida en su último álbum. El Premio Elegante del Rock recayó sobre el trío catalán Sidonie, quienes, como ya os contamos anteriormente, acaban de sacar su disco El Fluido García. La titánica gira de Lori Meyers ha hecho que tampoco se quedaran sin reconocimiento, ya que obtuvieron el Premio a la Mejor Gira, imponiéndose a Los Corizonas o a Vetusta Morla.

El momento más emotivo fue, quizás, en el que Luz Casal recogió su premio a una Vida de Rock, afirmando que ella vive el rock “como le da la gana”, y reivindicando su derecho a explorar la música y a adentrarse por los caminos que ella elija. Otro veterano cuya carrera está más que reconocida, y que también obtuvo su galardón, fue LoquilloPremio al Artista Nacional del Año, más que merecido. La revista Rolling Stone también quiso reconocer al Personaje Rolling del Año, que en esta ocasión fue José Coronado, por su papel en la película No habrá paz para los malvados. Estrella Morente, por su parte, fue la encargada de recoger el Premio Especial Homenaje a su padre, el cantaor Enrique Morente, fallecido recientemente. Por último, el Premio Solidario fue para Miguel Bosé, en reconocimiento a la labor que el artista lleva a cabo con diversas ONG’s, entre ellas Intermón Oxfam.

A la fiesta celebrada en Pachá acudieron otros muchos artistas, aunque no fuesen premiados, entre ellos Christina Rosenvinge (que reiteró su petición de salir en la portada de la revista); Rubén y Leiva, de Pereza, que ahora han iniciado proyectos en solitario; Ariel Rot, premiado el año pasado con el Premio Elegante del Rock y encargado de entregárselo a Sidonie; Iván Ferreiro, antes cantante de Los Piratas y ahora exitoso solista; Zahara; La Mala Rodríguez; o Mikel Erentxun, entre otros.

Pero lo cierto es que estos Premios Rolling Stone dejan un sabor agridulce. Dulce para todos aquellos que asistieron y fueron premiados, y amargo para los amantes del rock español más tradicional, arraigado y también más “gamberro”, que vieron cómo grupos tan importantes del panorama español como Marea, Rulo y la Contrabanda, Extremoduro y otros muchos se quedaban fuera, sin haber sido siquiera nominados a pesar de haber publicado un grandísimo trabajo, como en el caso de Extremoduro, del que también os hablamos en VAVEL.

Pero lo cierto es que, a pesar de las quejas y las divisiones que la elección de unos artistas u otros para hacerse con los galardones pueda generar, lo más importante es que anoche se celebró una de las grandes fiestas del panorama musical español en la que estuvieron presentes nuevos (y no tan nuevos) talentos, que compartieron un buen rato y que dejaron ver que, en nuestro país, la música está más viva que nunca.