Green Bay casi paga su excesiva relajación ante Jacksonville

Los Packers vencieron a los Jaguars en un partido movido que bien pudo acabar en sorpresa mayúscula del equipo de Jacksonville. Los de Blaine Gabbert no se dieron nunca por vencidos pero al final les faltó potencial para ganar a unos Packers que hicieron méritos suficientes para llevarse un disgusto.

Green Bay casi paga su excesiva relajación ante Jacksonville
Los Packers salvaron la victoria pero no las sensaciones (Foto: AP).
Packers
25
14
Jaguars
Los Packers salvaron la victoria pero no las sensaciones (Foto: AP).

GREEN BAY - A los Packers les costó sudor, sangre y algún que otro susto ganar frente a uno de los teóricos rivales más débiles, los Jacksonville Jaguars. Lo que debió ser marcha militar acabó siendo batalla por sorpresa.

Green Bay se relajó en exceso dando por sentada la victoria antes de comenzar y no sentenció. Los Jaguars sabían que no tenían nada que perder y se lanzaron a por una posible victoria. Finalmente, los Packers pudieron coger las armas para defenderse.

Aaron Rodgers completó un partido más que discreto en cuanto a yardas, completando solo 186, con 22 completos de 35 intentos. El quarterback de Green Bay lo compensaría lanzando para dos touchdowns. En cuanto a los récords, esta semana a Rodgers le tocó sobrepasar a Bart Starr en más pases de touchdown en la historia de los Packers.

Fue Blaine Gabbert, por los Jacksonville Jaguars, el que se vistió de rey de la estadística en yardaje, con 303 yardas de pase en 27 completos de 49 intentos. El quarterback no se amilanó y su equipo a punto estuvo de dar la campanada, llegando con opciones al último cuarto.

Los Packers dejan despertar a los Jaguars al final del segundo cuarto

Los Green Bay Packers comenzaron cumpliendo el guion y Aaron Rodgers dio su primer pases de touchdown viendo a Randall Cobb para 5 yardas. Para entonces, Josh Scobee le había dado a Jacksonville sus tres primeros puntos.

Con ese 7-3 acabó el primer cuarto e inició el segundo, que arrancaría con un touchdown inusual. Al menos, así lo fue para los Packers, que consiguieron un touchdown gracias a un bloqueo de punt, cosa que no sucedía desde hace más de una veintena de años. Dezman Moses logró acabar con ese registro y, de paso, le dio a los Packers una ventaja de 14-3. 

Entonces, cuando el encuentro parecía encarrilado y todas las apuestas daban por seguro que la victoria se quedaría en Green Bay, a Jacksonville le dio por rebelarse. A falta de apenas un minuto para el descanso, el partido dio un importante giro. La línea defensiva de los Jaguars cazó de imprevisto a un Aaron Rodgers que se durmió en los laureles y perdió el balón. El fumble fue recuperado por los Jaguars y aquello había pasado en la yarda 11 de los Packers. Entre Rodgers y el descalabro de su OL, le habían regalado el touchdown a Jacksonville. 

La anotación llegaría a tiempo para que el descanso reflejara un 14-12. Los Jaguars habían fallado su intento de conversión de 2 para lograr un empate psicológico pero también habían anotado antes un field goal.

En la segunda mitad, los Packers contuvieron a los Jaguars y pudieron domesticarlos, pero eso no impidió que se llegara al cuarto cuarto con diferencia de tan solo 2 puntos. Un touchdown de Driver a pase de 4 yardas de Rodgers tranquilizó las cosas y Gabbert no pudo hacer más en ataque. Dos field goals más cerrarían el partido y Green Bay salvaba una victoria que no debió costar tanto. 

La semana nueve, los Green Bay Packers (5-3) se enfrentarán a los Arizona Cardinals para afianzarse y seguir a la caza de los Bears, mientras que los Jacksonville Jaguars (1-6) recibirán a los Detroit Lions.