Una 'Dictadura' Nacional

Desde 2010, los tres últimos campeones han sido de la NFC: New Orleans Saints, Green Bay Packers y New York Giants. De los últimos cinco, cuatro han sido de la Nacional. Lejos queda el dominio de la Americana a principio de siglo, con la dinastía establecida por los Patriots con tres títulos, dos de los Steelers y uno de Ravens y Colts.

Una 'Dictadura' Nacional
La NFC ha dado los últimos tres campeones del Super Bowl (New York Giants.com)

Con el paso de las temporadas hay algo que nos va quedando más claro a la hora de observar las comparaciones, siempre existentes, entre la Conferencia Americana y la Conferencia Nacional. La última, sigue por delante en cuando a espectáculo, véase números, o simplemente nivel en líneas generales, de una AFC que pierde un paso que fue suyo a principio de siglo.

La NFC ha instaurado lo que podríamos llamar, una auténtica 'dictadura' en la NFL.

Si bien es cierto que, la lucha por la postemporada se ve más igualada en la Conferencia Americana, con Indianapolis Colts, New York Jets, Miami Dolphins, Pittsburgh Steelers o San Diego Chargers, en plena disputa por dos puestos de comodín que les aupen a playoff, pocos incluyen a más de un equipo de la Americana para la contienda por el título en estos momentos. Hablamos, obviamente, de dejar fuera a los Patriots o Ravens, incluso Steelers, y sabemos que es apresurado. Pero, si nos apoyamos en el el nivel mostrado por ellos hasta este tramo, están lejos del 7-1 que mantiene a los Texans como candidatos totales para viajar a New Orleans en febrero y representar a dicha conferencia en el Super Bowl.

Si nos damos una vuelta por el otro lado, observamos a los San Francisco 49ers, New York Giants o Green Bay Packers, como candidatos claros para una plaza en representación de la Nacional. Obviamente, aunque no goce de muchos admiradores pese a su invicto, es de recibo contar con estos Falcons y su 8-0, ya que nadie más goza de tal foja en toda la liga. ¿Y los Bears? Chicago no tiene la mejor línea ofensiva, lastre que impide a estos Bears contar como totales favoritos, pero su actual 7-1, liderato de la Norte de la Nacional, y sobre todo, el tener la mejor defensiva de la NFL, deja a estos Osos dentro de las quinielas para el mes de febrero con un merecimiento que no tuvieron la pasada campaña.

Desde 2010, los tres últimos campeones han sido de la Nacional: New Orleans Saints, Green Bay Packers y New York Giants. De los últimos cinco, cuatro han sido de la Nacional. Lejos queda el dominio de la Americana a principio de siglo, con la dinastía establecida por los Patriots con tres títulos, dos de los Steelers y uno de Ravens y Colts.

Si nos centramos en los juegos interconferencia, la Nacional tiene ventaja de 23-13 este año. Ella está en cabeza por los Falcons y su barrida a la Oeste de la misma o los Bears que tienen foja de 3-0 ante la AFC South, y pueden ir a 4-0 si logran superar a los Houston Texans este próximo domingo. Chicago goza de un leve favoritismo en las apuestas por jugar en el Soldier Field.

Por la Americana, únicamente son los Steelers quienes mantienen foja invicta ante equipos de la Nacional. Los de Pittsburgh van 3-0 ante equipos de la NFC East, antaño mejor división de la liga, y hoy portadora de una debilidad con la que pocos contaban. El dominio de los Giants es absoluto.

La foja absoluta de la Conferencia Nacional sobre la Conferencia Americana entre duelos interconferencia, es de 1.012-767.

Papeles cambiados

"Los quarterbacks forman un grupo con más profundidad en la Conferencia Nacional", dijo el ex ejecutivo de la NFL Pat Kirwan, en una entrevista donde analizó ambas Conferencias.

El rating de mariscales lo sigue dominando Peyton Manning con su 108.6. Pero si abrimos el abanico a los 10 primeros rankeados, encontramos a seis mariscales de la NFC, por cuatro de la AFC. De la misma forma, encontramos que de los tres peores mariscales de la temporada hasta el momento, dos llegan desde la Conferencia Americana por uno de la NFC, John Skelton.

El papel ofensivo total en la NFL, lo sigue dominando New England, pese a su semana de descanso. Los Patriots están en un cómodo primer lugar, en cuanto a total de yardas con 3,526, seguidos de los Indianapolis Colts.  Ahora, de los cinco primeros en total de yardaje combinado, tres llegan desde la NFC: Redskins, Giants y Lions.

Los equipos más débiles en la NFL están todos en la Conferencia Americana: Jacksonville Jaguars (1-8), Kansas City Chiefs (1-7) y Cleveland Browns (2-7). La lucha por el 'honor' de ser el primer equipo en tomar parte en el Draft 2013, está entre los Jaguars, eternos candidatos a mudanza, y los Chiefs, dejando a la NFC lejos de unas posiciones por las cuales peleaban tiempo atrás los propios Rams o Vikings.

Obviamente, no son únicamente los 'rojos' quienes tienen equipos con fojas ¿Ridículas? esta campaña. La NFC cuenta con su peor equipo, los Carolina Panthers, con 2-6 en la NFC South. Carolina, de la mano de Cam Newton, arrancó esta campaña como favorito para conquistar su división, dominada por los invictos Atlanta Falcons, y se han ido diluyendo cuál azucarillo desde la semana 1. Les siguen los Washington Redskins en la NFC East con marca de 3-6.

Si bien las ofensivas se muestran más 'mortales' en este 2012, respecto a un 2011 que fue un año para la historia con tres mariscales rompiendo el récord de yardas en una temporada en manos de Dan Marino, nos encontramos que de los mejores 11 quarterbacks de la NFL, o al menos más efectivos, siete llegan desde el banco nacional. Por el lado receptor, la Conferencia Nacional se lleva a ocho de los mejores 11; por tierra no es diferente, pues los cuatro mejores llegan por la Nacional, con Adrian Peterson y Marshawn Lynch a la cabeza. De los 10 mejores, seis son de la Conferencia Nacional.

Y esto la ofensiva, porque el dominio defensivo también está en manos de la Nacional. Delos 10 mejores jugadores en capturas al mariscal, siete son de la NFC y si nos vamos más allá, de los 15 primeros ¡11! son de la NFC. El total de equipos, seis de los ocho mejores llegan desde la NFC.

J.J Watt sigue liderando el apartado, sus 10.5 capturas le dejan en el primer lugar. Pero los dos segundos puestos los ocupan dos miembros de la NFC, DeMarcus Ware y Clay Matthews, con sus 9.0 capturas. Los tackleos no se quedan indiferentes, pues dicho apartado es dominado por el linebacker de los Vikings, Chad Greenway, con 94. Jerod Mayo le sigue con 79, con Luke Kuechly cerrando con 77. De los 10 primeros, seis llegan desde el bando Nacional.

¿En intercepciones? en el total de 19 con al menos tres intercepciones de balón, 13 provienen de la NFC. Tim Jennings (6) y Stevie Brown (5) lideran el apartado intercepciones seguidos de Thomas DeCloud, Cary Williams y Casey Hayward (4). Entre esos primeros líderes,solamente nos encontramos a Williams, de los Ravens, representando a la AFC.

Estamos a mitad de temporada, pero no parece indicar que el actual camino que sigue la NFL, vaya a sufrir un cambio repentino. La Nacional está llamada a seguir dominando en la gran mayoría de apartados, ¿El importante? llegará en febrero, cuando unos u otros conquisten el 'Vince Lombardi'. La AFC buscará romper una racha de tres años e intentar recuperar un dominio perdido.

Hechos y factores determinantes en uno y otro lado. En la AFC, el dominio instaurado por Peyton Manning desde 1998, peleado y conquistado por Tom Brady en 2001, ha convertido dicha conferencia en una eterna disputa entre dos de los mejores quarterbacks de la historia de la NFL. Ello, ha ralentizado al resto de equipos, que sin pasadores de tal nivel, se han visto tomados en una lucha a la cual no han podido acceder. Solamente Pittsburgh, en tres ocasiones, pudo discutir el dominio de los dos colosos que fueron los Colts de Manning y siguen siendo los Patriots de Brady. En ese tiempo, la NFC fue tomando más igualdad en cuanto a equipos, línea a línea, aunque cuente con dos mariscales que superen la media de la NFL y sean considerados élite: Rodgers y Brees, tienen enfrente equipos más compactos que no son mancos a la hora de tener un pasador que pueda alcanzar a ser determinante en algunas fases. Al menos, en la AFC, han contado con el duelo Brady-Manning tras un año de sequía. Es un plus del cuál, la NFC, no puede disfrutar.

En la NFL todo va por ciclos, aunque por ahora, no sabemos cuanto durará esta 'dictadura' nacional.