Para unos desastre, para otros gloria: Los Seahawks dan un paso más

New York se hunde en la AFC East con su marca de 3-6, teniendo en el tope a unos Patriots que se alejan tras su victoria ante los Bills en Foxborough.

Para unos desastre, para otros gloria: Los Seahawks dan un paso más
Por tierra y aire, los Seahawks dejaron en el camino a los Jets (USA Today)
Seahawks
28
7
Jets
Por tierra y aire, los Seahawks dejaron en el camino a los Jets (USA Today)

SEATTLE - Crisis o desastre, lo que nos dejó claro el partido de ayer en el CenturyLink Field de Seattle, es que los New York Jets tienen por delante una tormenta muy difícil de superar. El equipo está azotado por el desánimo, cruel acompañante cuando tienes en juego prácticamente toda la temporada, y se hunden juego a juego en el sótano de sus propias desgracias.

Si bien por un lado fue un desastre, los Seahawks dan un paso de gigante en su lucha por la postemporada antes de su semana de descanso, tras su victoria en el día de ayer por 28-7 en un feudo, CenturyLink, en el cuál nadie puede dar la campanada en esta temporada. Cinco victorias de cinco posibles.

Los de Pete Carroll volvieron a mostrar la ineficacia de la ofensiva de los Jets, que no pudo dar ninguna anotación en todo el partido. La única llegada a diagonales de la Gang Green, llegó por medio de su defensiva. Pasto de ello fue Mark Sánchez. El quarterback egresado de USC sigue siendo punto fijo de críticas y desquite de aficionados y prensa, debido a la situación actual del equipo. El mariscal de ascendencia hispana, apenas logró nueve completos en sus 22 intentonas para 124 yardas sin anotaciones y una dolorosa intercepción.

New York se hunde en la AFC East con su marca de 3-6, teniendo en el tope a unos Patriots que se alejan tras su victoria ante los Bills en Foxborough. El consuelo de New York son las derrotas de Bills y Dolphins, pero el comodín de la Americana está demasiado caro con Colts y Steelers peleando por ello con marcas similares o iguales a la que tiene el actual líder divisional de la Este de la Americana.

Si nos vamos al lado halcón, el juego notable lo tuvo Sidney Rice. El receptor, cuando tiene a un buen brazo que sepa entregar balones, muestra la clase que atesora y despliega el football que guarda en su recámara. El receptor logró 54 yardas en sus dos únicas recepciones, para dos touchdowns de 31 y 23.

Dos pases de anotación de un Russell Wilson que tuvo 12 completos de sus 19 intentonas para 188 yardas con siete acarreos para 34. Por tierra, destacó el gran papel de Marshawn Lynch, nuevamente, con 27 acareoes de balón para 124 yardas con una llegada a las diagonales de los Jets.

La defensiva de Seattle tuvo protagonismo destacado en Richard Sherman. El cornerback tuvo dos tackles, una captura, una asistencia, una intercepción y un fumble forzado.

Ahora, los Seahawks se posicionan segundos de la Oeste de la Nacional, tras el empate en el día de ayer entre Rams y 49ers, primero desde 2008, que beneficia en exceso a los de Carroll rumbo a su bye week.