Andy Dalton aprovecha la hibernación de los Giants

Los Cincinnati Bengals (4-5) ganaron sin mayores problemas a unos New York Giants (6-4) que se dejaron llevar viendo lo difícil que es que se les escape la postemporada. Quizá fuera por eso que la relajación les hizo provocar a Eli y compañía hasta 4 pérdidas de balón en la segunda parte. Los Bengals vuelven a creer en los playoffs.

Andy Dalton aprovecha la hibernación de los Giants
Eli Manning tuvo un duro partido (Foto: AP).
Bengals
31
13
Giants
Eli Manning tuvo un duro partido (Foto: AP).

CINCINNATI - Eli Manning lanzó dos intercepciones y provocó un fumble en la tarde del domingo, confirmando que está atravesando por su particular bajón en esta temporada 2012 de la NFL.

Los vigentes campeones del Super Bowl encadenaron su segunda derrota consecutiva ante los Cincinnati Bengals (4-5), que dominaron el partido en todo momento. De principio a fin, los New York Giants (6-4) desaparecieron como equipo, cosa que raramente se da en un emparrillado.

Quizá los Giants se durmieran en los laureles pensando que con sus seis victorias difícilmente se les escapará la postemporada, quizá se dejaran llevar por la experiencia previa y no le dieran la importancia necesaria al partido de la semana diez. Son los únicos con balance positivo en la NFC Este seguidos por equipos en 4-5 y 3-6, concretamente Cowboys, Eagles y Redskins. Lo cierto es que, si fue así, los Bengals no dudaron en aprovecharla. Los de Andy Dalton necesitaban como el comer una victoria y se mantienen con opciones.

El mismo Dalton acabó con 21 completos de 30 intentos para 199 yardas. El quarterback lanzó hasta cuatro veces a las diagonales y eso marcó la diferencia en su partido individual. Además, sin intercepciones. Sus dos primeros drives acabaron en siete puntos para los Bengals.

Eli Manning cambió a modo en hibernación y sus números se quedaron en 29 completos de 46 intentos para 215 yardas, sin touchdowns y sí con las dos intercepciones antes nombradas. Lastraron su partido.

Dalton, dos touchdowns en sus dos primeros drives

En la primera parte, los Giants solo pudieron anotar mediante dos goles de campo que transformaría Lawrence Tynes desde corta distancia. La ofensiva de los Giants no pudo finiquitar sus ataques y eso le pasó factura, ya que los Bengals consiguieron distanciarse hasta el 17-6 al descanso.

Comenzaron fuerte los locales. Andy Dalton no se anduvo con chiquitas y en el primer drive del duelo dejó las cosas claras. No iba a ser llevadero el partido para los neoyorquinos. El quarterback vio absolutamente solo a A.J. Green en lo profundo del Paul Brown Stadium y ejecutó un pase perfecto para 56 yardas. Green, sin marca, solo tuvo que correr hacia el touchdown.

Después de un tres y fuera de los Giants, los Bengals darían el segundo zarpazo. Adam Jones retornó excepcionalmente el punt y dejó a su equipo a 11 yardas de la anotación, abriendo las puertas de un nuevo touchdown. Dalton daría su segundo pase a las diagonales a la primera. Sería para Andrew Hawkins, en esta ocasión.

El gigante dormido

La segunda mitad no tuvo tampoco ningún color más que los naranja y negro de Cincinnati. Los Giants se mostraron inoperantes, la defensiva bengal provocó 4 turnovers y su ofensiva se encargó de sentenciar totalmente el encuentro con dos touchdowns más tras sendos pases de Dalton, que completó su buena actuación.

En los instantes finales del partido y con todo decidido, los Giants maquillarían el resultado con un touchdown irrelevante. Ya había pasado su día horribilis, ahora lo importante es saber cuánto durará la mala racha.

Los Bengals todavía creen en los playoffs con su 4-5 pero siguen siendo terceros en la AFC Norte. La semana que viene les esperan los Kansas City Chiefs, en una buena oportunidad para colocarse en .500.

Mientras, los Giants (6-4) afrontarán su semana de descanso con mucho que reflexionar y la obligación de atar los playoffs cuando vuelvan a la faena. No les debe ser muy difícil.son los únicos con balance positivo en la NFC Este, pero todavía queda temporada.