Claroscuros de Nick Foles en su debut con derrota ante los Cowboys

Los Dallas Cowboys (4-5) vencieron a los Philadelphia Eagles en un partido de equipos irregulares. El quarterback novato Nick Foles debutó en los de Philadelphia tras la conmoción que sufrió Michael Vick y tuvo un complicado partido, con buenos y malos momentos. En la segunda mitad, dos minutos decidieron el devenir del partido, cuando en sendos retornos de punt e intercepción los Cowboys sorprendieron y liquidaron a los Eagles, que aumentan su crisis // Foto: AP.

Claroscuros de Nick Foles en su debut con derrota ante los Cowboys
Nick Foles hizo su debut como profesional pero fue neutralizado por los Cowboys. (Foto: AP)
Eagles
23 38
Cowboys

PHILADELPHIA - Los Philadelphia Eagles tampoco pudieron con Nick Foles como quarterback al mando. El novato, escogido en la tercera ronda del pasado draft y procedente de la Universidad de Arizona, hizo su debut en la NFL y fue con luces y sombras. El duelo de la NFC Este se lo llevó Tony Romo con sus Cowboys.

La ironía fue que, después de tantas semanas con Michael Vick cuestionado, a Foles le llegó el momento de su bautismo como profesional cuando Vick resultó lesionado con una considerable conmoción. El rookie entró al emparrillado en el segundo cuarto y se encontró con una difícil papeleta. 

A punto estuvo de solventarla bien, pero en los últimos instantes echó al traste el trabajo con una intercepción retornada a touchdown por los Cowboys -aunque en este punto pueda eximírsele de la culpa- y un fumble en la endzone que la defensiva cowboy convirtió en el último touchdown del partido. Al más puro estilo Vick y con la OL de su equipo haciéndole algún que otro flaco favor.

Nick Foles acabó con números de 22 completos de 32 intentos para 219 yardas, con un touchdown por una intercepción.

Por su parte, los Dallas Cowboys consiguieron frenar la sangría y ganar el duelo de necesitados. Un partido que se preveía indescifrable por el irregular momento de Michael Vick y Tony Romo acabó llevándoselo el segundo gracias, en parte, a su buena actuación.

Romo terminó el encuentro con dos pases de touchdown en 19 de 26 intentos para 209 yardas y, lo que es más importante, completando su segundo partido sin intercepciones.

Inicio serio de ambos equipos

Antes de que Foles saltara al campo y el panorama del partido cambiara, el inicio había sido igualado. Los dos quarterbacks, cuestionados en sus respectivas ciudades, se habían mostrado serios y sin errores, como demostrando tener interiorizada la importancia del partido. Casi que estaba en juego el honor, el no ser el centro de todos los comentarios del lunes.

Michael Vick golpeó primero con un buen drive de 80 yardas que acabó con un pase de touchdown hacia el receptor Ridley Cooper para 2 yardas. La atrapada fue meritoria, a una mano y con la pericia de Cooper para pisar con los dos pies dentro del campo.

Contestó Tony Romo poco después con otro largo drive que a la postre le sirvió para empatar. Acabó convirtiendo un pase hacia Felix Jones para 11 yardas y touchdown. En un segundo cuarto descafeinado, la única anotación fue un field goal para que los Cowboys se pusieran por delante.

Foles entra en acción tras la conmoción de Vick

Tras el descanso, Nick Foles dejó su primera gran jugada en la NFL con un pase de autor. Foles vio el hueco perfecto y lanzó para 44 yardas hacia la endzone, allí estaba Jeremy Maclin para completar el touchdown que ponía de nuevo la igualada. Quizá el error del quarterback novato fue comenzar demasiado bien.

Dos minutos fatídicos sentenciarían a los Eagles, que apenas tuvieron tiempo para darse cuenta de que habían perdido el partido. Primero, los equipos especiales de los Cowboys retornaron un punt para touchdown. Fue Dwayne Harris para 78 yardas.

Nada más comenzar el siguiente drive, llegaría la intercepción a Foles. El retorno, de nuevo para siete puntos. Pese a que el partido tenía claro color azul, los Eagles aún anotaron un touchdown más -fallaron el punto extra y se quedó en seis puntos- y tocando el final, Dallas volvería a ampliar distancias para que las voces del Lincoln Financial Field clamaran en contra del cuerpo técnico de los Eagles.

Con esta derrota, los Philadelphia Eagles se quedan en récord de 3-6 y los rumores apuntan a que Andy Reid podría perder su puesto incluso antes de que acabe la temporada. La directiva de Philly puede esperar a que las esperanzas de playoffs desaparezcan. De momento, todavía las hay. La semana que viene, los Eagles intentarán cambiar su delicado estado de ánimo ante los Washington Redskins en otro duelo divisional.

Mientras, los Dallas Cowboys, ahora en 4-5, recortan diferencias ante los líderes de la NFC Este, los Giants (6-4), y matienen muchas opciones de postemporada pese a su irregular temporada. La próxima semana se enfrentarán a los Cleveland Browns.