Buffalo gana a Miami, pero ambos pierden sus opciones de postemporada

El marcador lo abrieron los Bills tras dos tres y fuera de los Dolphins con un retorno de 79 yardas por parte de McKelvin al cuál se sumo el primer gol de campo de Lindell para dejar a Buffalo 10-0.

Buffalo gana a Miami, pero ambos pierden sus opciones de postemporada
Buffalo igualó a Miami con marca de 4-6 (USA Today)
Bills
19
14
Dolphins
Buffalo igualó a Miami con marca de 4-6 (USA Today)

ORCHARD PARK, New York - Cuando el poco acierto ofensivo y una línea defensiva dura toman el mando de los partidos, puedes encontrarte juegos como el disputado entre Bills y Dolphins este Thursday Night Football, en el cual el protagonismo lo tuvieron los retornadores de patada de ambos lados. Los Bills lograron hilar más ofensivas para dar al menos goles de campo, y con ello se bastaron para ganar a Miami por 19-14 dejando a los Dolphins con sus esperanzas de postemporada prácticamente disipadas.

Los locales borraron toda esperanza de los Delfines de pelear el wildcard por parte de la Este de la Americana con la tercera derrota al hilo que sufren los de Florida. Buffalo, por su lado, rompió su mala racha ante su público en una noche que tuvo especial protagonista en Ryan Lindell y Leodis McKelvin.

El marcador lo abrieron los Bills tras dos tres y fuera de los Dolphins con un retorno de 79 yardas por parte de McKelvin al cuál se sumo el primer gol de campo de Lindell para dejar a Buffalo 10-0.

Los Dolphins no pudieron dar respuesta mediante ofensiva encabezada por su mariscal, pero si dejaron en mano del retornador Marcus Thigpen el balón para que lo regresase 96 yardas hasta las diagonales de los Bills. Miami se situaba a tres puntos, hasta que apareció Lindell. El pateador dio tres goles de campo en los dos primeros cuartos de 34, 42 y 19 yardas para alejar a los Bills 19-7.

Los cartones no se movieron en el tercer periodo. Tanto unos como otros no consiguieron hilar jugadas que llegasen a zona de gol de campo o tan siquiera diagonales, siendo una noche bastante negra para Tannehill y Fiztpatrick.

Llegado el último cuarto Miami consiguió dar su segundo touchdown del juego con un pase de dos yardas tras de Ryan Tannehill a Davone Bess. Miami se quedaba a cinco puntos y daba su primera anotación a la ofensiva en las últimas 28 series acabando con una sequía demasiado larga para el joven mariscal. En primera instancia la atrapada del receptor fue decretada por los oficiales como fuera del campo, algo que Joe Philbin retó, logrando que la decisión fuese revertida y diesen los puntos a Miami y un hilo de esperanza.

Esperanza que fue disipada en los últimos intentos de Miami, cuando Ryan Tannehill fue interceptado en dos ocasiones, por parte de Jairus Byrd y Bryan Scott. No fue un gran día para el egresado de Texas A&M, Tannehill se fue con 14 completos de sus 28 intentonas para 141 yardas con un pase a las diagonales y dos intercepciones hilando su segundo peor partido como profesional.

Por los Bills, destacó Spiller con 91 yardas en 22 acarreos y 39 en recepción, con tres atrapadas. Spiller suplió con creces al lesionado Fred Jackson en el día de ayer. Por su lado, Ryan Fiztpatrick dejó el campo con 12 completos en sus 27 intentonas para un total de 168 yardas aéreas. A ello sumó tres acarreos para 15 yardas más.

Ambos equipos se quedan con marca de 4-6 en espera de lo que hagan los Jets esta semana, y lejos ya de los Patriots que se encaminan hacia un nuevo título divisional con su actual marca de 6-3.