Los Bengals enlazan su tercera victoria consecutiva para seguir en la lucha

Andy Dalton y compañía no encontraron rival en unos Oakland Raiders (3-8) que se hunden cada semana más. Los Cincinnati Bengals (6-5), en la otra cara de la moneda, se vuelven a colocar en balance positivo y, a falta de cinco semanas y con un calendario no demasiado complicado, estarían en zona de postemporada.

Los Bengals enlazan su tercera victoria consecutiva para seguir en la lucha
Bengals
34
10
Raiders
Cincinnati fue superior en el Paul Brown Stadium ante un Carson Palmer inoperante en la vuelta al que fue su hogar (Foto: AP)

CINCINNATI – Los Cincinnati Bengals (6-5) prosiguen con su racha ascendente después de vencer a los Oakland Raiders en un partido sin color donde los visitantes apenas opusieron resistencia. Con este convincente triunfo, los Bengals logran colocarse en posiciones que dan acceso a playoff mediante plaza de comodín.

Carson Palmer volvía a Cincinnati como quarterback de los Raiders y se pudo dar cuenta de que él está representando el lado deprimido después una ruptura tras siete años de relación. Hay que recordar que Palmer fue en su día primera elección global del Draft de 2003 por los Bengals y militó allí hasta el pasado año.

El ahora jugador de Oakland tuvo una mala tarde, como la mayoría de sus domingos de esta temporada, y acabó con unos números de  19 completos de 34 intentos para 146 yardas, con un touchdown por una intercepción. La irregularidad de Palmer es la de todo Oakland Raiders, que con balance de 3-8 se despiden totalmente de cualquier opción de playoff.

Por parte de los Bengals, Andy Dalton se volvió a venir arriba para continuar con el camino hacia playoff de una franquicia que, en el ecuador de la temporada regular, se tambaleaba y tenía complicado el futuro más allá de diciembre. Ahora el panorama es muy distinto y, con un pequeño esfuerzo más, los de Ohio se meterán en postemporada. Era su objetivo en septiembre y, tras muchas dudas, es más posible que nunca.

Andy Dalton se despidió del partido con una sonrisa en la cara, 16 completos de 30, 210 yardas, sin intercepciones y, lo más importante, tres pases de touchdown claves para la victoria de su equipo.

El otro componente fundamental de la misma fue el running back BenJarvus Green-Ellis, que ganó 129 yardas para los Bengals, con anotación incluida. Con la buena combinación tierra-aire, los locales desquiciaron a una defensa ya de por sí cándida. También el receptor Mohamed Sanu tuvo un buen domingo con dos touchdowns.

Dominio absoluto de los Bengals

Los Oakland Raiders solo consiguieron convertir puntos en el tercer período, cuando primero un field goal de Janikowski y después un pase de 20 yardas de Palmer para Denarius Moore les dieron sus únicos 10 puntos del encuentro.

El resto del partido estuvo pintado de naranja y negro bengal. Green-Ellis anotó su touchdown en el primer cuarto y Mohamed Sanu hizo lo propio a pase de 2 yardas de Dalton. Antes del descanso Sanu volvería a conectar con su quarterback para siete puntos más y Nugent acertaría en un complicado gol de campo de 55 yardas. Para entonces, los Bengals ya tenían el duelo bajo total control, con un parcial de 24-0 al medio tiempo.

En el último período Cincinnati sofocó el amago de reacción visitante con dos anotaciones un nuevo field goal y otro touchdown más, en esta ocasión de Jermaine Gresham. Los Radiers se olvidaban a marchas forzadas de cualquier ilusión que pudieran llegar a tener mediada la temporada.

Y es que, con esta, los Oakland Raiders encadenan su cuarta derrota consecutiva y vagarán por la intrascendencia en el final de temporada, sin nada que jugar y mucho que discutir de cara al próximo año. Son terceros en la AFC Oeste y en la semana trece se enfrentarán a un equipo con su mismo récord, 3-8, los Cleveland Browns.

Por su parte, los Cincinnati Bengals intentarán avanzar un poco más en su dura travesía hacia los playoffs ante unos San Diego Chargers sin mucho a lo que aspirar. Los Bengals se colocan con 6-5, terceros de su división, la AFC Norte, junto a Pittsburgh Steelers. Aun así, con ese balance serían equipo de wild card. Les quedan cinco semanas para confirmarse.